• Aarón Rosette

Retos de la Educación Pospandemia

Actualizado: 20 abr

¿Tu centro educativo está preparado para la pospandemia?

Colegio antiguo vacío

Los colegios se preparan actualmente para iniciar un nuevo ciclo escolar en condiciones llamadas: “nueva normalidad”. Pero, ¿cómo serán esas condiciones?


7 cambios en la Educación provocados por la pandemia


1. Desaparición del aula física


El aislamiento social permanecerá durante gran parte del 2021, por lo que el regreso a clases presenciales será progresivo y dependerá de la situación de cada lugar.


Los colegios que hayan tomado las medidas pertinentes y se encuentren mejor preparados para impartir clases a distancia, serán los que mejor enfrenten estos cambios.


Las instituciones deberán invertir en el pago de plataformas digitales (LSM) y herramientas tecnológicas que les permitan seguir brindando sus servicios educativos.


2. Cambios en la percepción precio-valor


Tanto los alumnos como los padres de familia percibirán de forma diferente el valor de los servicios educativos a distancia.


La idea aparente de que los gastos operativos se han reducido (luz, agua potable, mantenimiento del inmueble), les hará percibir que el costo del servicio debe ser menor.


Recomiendo que las escuelas comuniquen todos las acciones que realizan en materia de inversión tecnológica y capacitación docente, es importante que padres y alumnos perciban el esfuerzo que significa prestar servicios educativos a distancia.


3. Servicios digitales: nuevo valor agregado


Es importante que los colegios realicen esfuerzos de inversión en herramientas tecnológicas y servicios digitales complementarios dirigidos a padres y alumnos.


Me refiero a licencias para uso de software, bibliotecas digitales, plataformas de aprendizaje a distancia, correos institucionales para el alumnado, servicios de almacenamiento en la nube, desarrollo de aplicaciones, mejora de todos los espacios virtuales, incorporación de pagos en línea etc.


El valor agregado de una escuela ya no estará en sus instalaciones, sino en los servicios digitales que ofrezca.


Niños en salón de clase con mascarillas
La seguridad se ha vuelto el valor más importante para los padres de familia

4. Necesidad de diversificar la oferta


Las escuelas tanto públicas como privadas se verán obligadas a diversificar su oferta educativa. Deberán abrirse a ofertar cursos, talleres y diplomados en línea tanto para sus alumnos como para el público en general, incorporando estrategias MOOC y PLE.


Esto los llevará a invertir en mejorar sus sitios web, así como sus servicios de hosting y almacenamiento.


La diversificación será necesaria para amortizar los gastos de inversión tecnológica e incrementar su matrícula, ya que ahora podrán captar alumnos de diferentes lugares y países.


5. Competencia sin fronteras


Ahora las escuelas entrarán a una competencia sin fronteras. La ubicación geográfica ya no es obstáculo para decidir estudiar una licenciatura o un posgrado, lo que obligará a muchos colegios a mejorar su propuesta de valor e invertir en campañas de marketing digital.


Los eventos masivos, como ferias vocacionales, serán cosa del pasado y ahora la promoción de los colegios se concentrará en internet.


La guerra en el mercado global será fuerte y ganarán las instituciones que ofrezcan los servicios y productos más atractivos.


6. El docente tradicional ha muerto


Un fenómeno que traerá la nueva normalidad es que forzará la transformación inmediata de las habilidades docentes. Ahora las competencias tecnológicas serán lo más importante en la contratación de nuevos profesores.


La figura tradicional del maestro ya no tendrá cabida en una realidad mediada por lo digital.


Los nuevos formatos de interacción obligarán a que los docentes desarrollen habilidades para la elaboración de contenidos multimedia.


Los profesores que se resistan a este cambio seguramente quedarán fuera del juego, sin importar sus años de experiencia o sus competencias pedagógicas y disciplinares.


7. Culturas institucionales en crisis


Las instituciones educativas se verán forzadas a adoptar una cultura más profesional si desean permanecer en el mercado.


Los equipos de trabajo deberán ser virtuales, reducidos y multidisciplinarios, en una nueva estructura laboral donde se priorizará el home office o teletrabajo.


Los colegios implementarán la toma de decisiones grupales y los liderazgos compartidos entre dos personas. Los procesos de trabajo previos a la pandemia serán obsoletos en la “nueva normalidad”.


Dejará de ser importante el cumplimiento de horas laborales, y ahora se medirá el alcance de logros y objetivos en tiempos establecidos.


Esto abre la posibilidad de contratar administrativos y profesores de cualquier lugar del mundo, lo que hará más competido el mercado laboral.


La pandemia significa una gran revolución de la gestión educativa a nivel mundial. Muchos colegios ya están transformando todos sus procesos para enfrentar esta ola de cambios.


Sin embargo, también hay instituciones que se encuentran paralizadas, a la espera del regreso de una normalidad. Desafortunadamente, para estas organizaciones la “nueva normalidad” será un camino más difícil de transitar.



53 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo