Buscar
  • Aarón Rosette

PUBLICIDAD ENGAÑOSA EN COLEGIOS

La publicidad que miente daña la imagen de las instituciones educativas.

Hombre vestido de negro quitándose una máscara del rostro

La publicidad engañosa en colegios consiste en ofrecer características o ventajas del servicio educativo que en realidad no existen, todo con la finalidad de convencer al padre de familia o al alumno para que se inscriba en la institución.

Los colegios privados compiten entre ellos por atraer el mayor número de estudiantes y así poder incrementar su facturación. Para ello han creado departamentos de mercadotecnia encargados de captar interesados a través de campañas publicitarias.


Para atraer un mayor número de posibles clientes, construyen mensajes casi siempre relacionados con el éxito profesional, personal y económico a través de alcanzar un status social gracias a un título respaldado por la institución.


Estos mensajes siempre muestran la mejor cara del colegio y a menudo construyen imágenes aspiracionales con patrones de belleza que no siempre corresponden a la realidad.


gif

Ejemplos de publicidad engañosa


  • Decir que contamos con instalaciones y servicios inexistentes.

  • Garantizar calidad académica y no capacitar a nuestros docentes.

  • Ofrecer talleres o actividades que no realizaremos.

  • Asegurar que habrá intercambios al extranjero cuando se sabe de antemano que eso no ocurrirá.

  • Esconder costos excesivos por titulación o no mencionar pagos extras por algún tipo de derecho.


Hombre escribiendo en una laptop con una máscara en el rostro
La publicidad engañosa daña la reputación de los colegios

La publicidad falsa es considerada un delito en la mayoría de los países, y realizar estas prácticas puede acarrear sanciones económicas, además de daños irreparables en el prestigio de la institución.


Este tipo de engaños no solo ocurre en la publicidad, también puede darse en el proceso de atención del interesado, por lo que deberemos atenernos a esta regla de oro: "jamás prometas nada que no sabes si podrás cumplir".


En el marco jurídico mexicano, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) es la encargada de vigilar y sancionar a los colegios privados que incurran en publicidad engañosa o que no cumplan con lo ofrecido a través de sus anuncios.


gif

Enfócate en la experiencia de tus alumnos más que en la captación de nuevos estudiantes.


Según el autor español, Carlos Llorente (2019), especialista en Marketing Educativo, en los últimos años, los responsables de la mercadotecnia de escuelas privadas se han dado cuenta de que enfocarse únicamente en vender no es el mejor camino para alcanzar el éxito.


Los departamentos de mercadotecnia mejor preparados han adquirido una visión más estratégica y ahora dedican más tiempo a mejorar la experiencia de los alumnos.

gif

Hoy, los colegios son más conscientes de que prometer cosas que no podrán cumplir provocará que tanto el alumno como los padres de familia se sientan engañados por la institución. Además, con la existencia de las redes sociales, el colegio corre el riesgo de ser evidenciado públicamente.


Además de la desilusión del alumno y el posible descrédito en redes sociales, siempre está la posibilidad de enfrentar sanciones legales o económicas que solo harán más grande el problema para la institución.


En el marco jurídico mexicano, la PROFECO inició una campaña contra “las escuelas patito”, pero se limitó a dirigirla hacia la obligación de publicación del REVOE en la publicidad y lugares visibles de las instituciones educativas.


En México, el REVOE es el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios que emite la Secretaría de Educación Pública, y que garantiza que nuestros estudios serán reconocidos oficialmente.

Joven tapándose los ojos con las manos. En la boca lleva un sticker con forma de equis y tiene escrito en el rostro "Don't lie"
Un alumno decepcionado de su colegio terminará expresándose negativamente del servicio

Alumnos satisfechos serán promotores del colegio


Un alumno satisfecho con la experiencia institucional de su escuela se convertirá en un promotor de la misma, y emitirá mensajes positivos que convencerán a otras personas de las ventajas de estudiar en dicha institución.


Por el contrario, si la experiencia del alumno ha sido decepcionante, él mismo se encargar de difundir mensajes contra la institución, generando una percepción negativa de ella.


gif

Algunos colegios ya son conscientes de que lo más importante no es lo que dice su publicidad, sino lo que el alumno vive en el interior de la institución.


No hay campaña publicitaria que pueda ocultar una realidad. Es por ello que debemos ser muy honestos en cada uno de nuestros mensajes.

Antes de publicar cualquier mensaje para enaltecer tu colegio, debes preguntarte si la ventaja que deseas exponer se vive todos los días dentro de tu institución.


Si no eres capaz de visualizar al menos 5 acciones cotidianas que expresen esa cualidad, es muy probable que estés cayendo en publicidad engañosa.


Tres jóvenes riendo mientras miran la pantalla de una laptop
No prometas ventajas que tus alumnos no puedan corroborar en su experiencia

Los departamentos de mercadotecnia deberían trabajar más hacia dentro de la institución que hacia fuera de la misma. La publicidad es una promesa que debe cumplirse, de lo contrario podrías estar incurriendo en una estafa o delito.


En conclusión, ninguna campaña publicitaria puede salvar a un colegio que no cuida lo que sucede en su interior, y que ofrece experiencias insatisfactorias a sus alumnos.


#MKTedu #MercadotecniaEducativa #MarketingEducativo


Referencias


Frigerio G., Poggi M. y Tiramonti G. "Las instituciones educativas Cara y Ceca". 1992.


Llorente, C. (2019). Marketing educativo. Captación y fidelización de alumnos. ESIC Editorial.

37 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo