Buscar dentro del blog Mkt Edu

240 elementos encontrados para ""

  • Acoso virtual y su impacto en la comunidad educativa

    ¿Cómo prevenir y solucionar casos de ciberbullying en centros educativos? En los últimos años, con el uso exponencial de las redes sociales por distintos grupos etarios, ha cobrado relevancia el término cyberbullying o acoso virtual. Se refiere a la intimidación o maltrato entre personas dentro del mundo digital. Es un modo de violencia en donde se acosa, amenaza, desprestigia, molesta o maltrata a la víctima utilizando a internet como escenario para el abuso. A diferencia del bullying escolar, una característica del acoso virtual es que suele ser anónimo debido a la facilidad de crear perfiles falsos, lo cual favorece su repetición sistemática. De acuerdo con un estudio realizado por UNICEF a niños entre 11 y 17 años, la seguridad digital de los jóvenes cada vez es más importante debido a la hiperconectividad a la que están expuestos (Unicef, 2021). 42% de los jóvenes que navegan en la web ha recibido contenido erótico o sexual, 52% ha aceptado invitaciones de amistad por parte de desconocidos, y un 21% ha accedido verse con personas que no conoce (Unicef, 2021). El acoso virtual interfiere no solo en el tejido social, también repercute en el aprendizaje, la socialización y la construcción de la identidad del afectado. En un artículo de la revista Expansión, se señala que en México el 41% de los padres reporta que sus hijos padecen ciberbullying. Según el medio, la forma de ciberacoso más frecuente es la relacionada con el aspecto físico (Guarneros, 2022). Aunque dentro de las redes sociales existen herramientas para reportar las prácticas abusivas, la mayoría de las víctimas no denuncian por desconocimiento o motivos de pena o vergüenza. 45% de los jóvenes mexicanos ha recibido comentarios agresivos por aspectos relacionado con su cuerpo, su forma de vestir o su estilo de vida. El 71% de las víctimas han hablado del ciberacoso con sus amigos; sin embargo, han ocultado el tema a sus padres (Guarneros, 2022). Un estudio de McAfee revela que el índice de acoso cibernético en México es del 41%, cifra que supera el promedio mundial de 32% (Guarneros, 2022). A partir de las cifras anteriores, se hace evidente la necesidad de que en cada colegio exista una perspectiva amplia sobre el tema, ya que prevenir y actuar contra el cyberbullying requiere de acciones en 3 esferas: psicológica, pedagógica y legal. De cada situación particular dependerá la serie de acciones que se requieren para poder atender y erradicar el problema. Es fundamental que los directivos tomen acciones firmes y decididas para combatir este tipo de violencia que daña la experiencia de los estudiantes y afecta a la imagen del colegio. En México, desde noviembre del 2019 se aprobó la Ley Olimpia para visibilizar la ciberviolencia, particularmente por almacenar, compartir, reproducir o exponer públicamente audios o videos de contenido sexual sin el consentimiento de la persona afectada. En el contexto educativo mexicano, cada región tiene su propio reglamento de educación pública y aún no se cuenta con una ley que brinde uniformidad respecto al uso y regulación de los teléfonos inteligentes en los centros educativos. Desde un punto de vista pedagógico, es posible optar por otros modos de regulación grupal e individual sin recurrir a la prohibición. Pues, a nivel educativo, el uso de tecnologías también favorece el desarrollo académico, social y emocional de los estudiantes. ¿Cómo prevenir el ciberbullying en centros educativos 1. Incorporar una visión interdisciplinaria (pedagógica, psicológica y legal) para prevenir y atender casos de violencia digital Aunque la mayoría de las veces, el ciberbullying se realiza fuera del contexto escolar, la escuela tiene la responsabilidad de contribuir (junto con la familia) en la mejora integral del alumno favoreciendo la socialización y la sana convivencia. El alumnado no solo asiste al colegio para aprender contenidos académicos, también acude para reforzar los valores aprendidos desde casa. Existen ocasiones en la que el acoso virtual se propicia a partir de la convivencia en el aula; en el peor de los escenarios, en presencia de los profesores, quienes necesitan tomar una postura clara respecto a lo que se permite y no en el salón de clases y cualquier espacio compartido del colegio. Desde el punto de vista pedagógico, es ineludible acompañar al alumno en su uso de la tecnología, para que ésta sea lo más responsable posible. La responsabilidad digital incluye ser conscientes de las consecuencias que generan los mensajes que publicamos, y desarrollar estrategias de comunicación asertiva para transmitir nuestras ideas y opiniones sin vulnerar los derechos de otros. Es a partir del desarrollo de habilidades que conciernen a la inteligencia emocional, que el alumnado pueda contar con otras posibilidades y formas para externar lo que siente. En lugar de recurrir a comentarios ofensivos y violentos, puede optar por otras vías para hacer frente a los conflictos. Definitivamente, lo legal asiste a estas posibles soluciones dependiendo de la gravedad de la situación. Un paso previo a ello es actuar en el centro educativo basándonos en un reglamento interno donde las pautas de convivencia positiva queden bien establecidas, así como los valores que busca fortalecer la institución. En mi experiencia educativa y clínica, puedo decir que cuando falla la autoridad al interior del colegio, es cuando más necesaria se hace la intervención legal. De ahí que propongo ser cuidadosos al momento de tomar decisiones que conciernen a esferas tan complejas. 2. Contar con un Programa de Prevención y Atención al ciberbullying En este tipo de programas se incluyen procesos informativos y de sensibilización para padres y madres de familia, a fin de que conozcan la diversidad de funcionalidades que sus hijos pueden dar a las redes sociales. Los medios sociales tienen un gran peso en la construcción de la identidad, lo cual es sumamente importante en la etapa adolescente y preadolescente. Sin embargo, existen implicaciones negativas que pudieran ocurrir en caso de no atender situaciones a tiempo o no contar con una alianza sólida entre colegios y familias. Dicho programa también requiere incluir aspectos como el desarrollo de habilidades para una inteligencia emocional que le permita a los estudiantes afrontar conflictos de una manera más sana, así como fortalecer el sentido de pertenencia por medio de otras vías como la solidaridad, la empatía y el trabajo en equipo. Por último, pero no menos importante, el personal docente necesita recibir, desde un inicio y de manera continua, capacitación en torno a la forma en que puede alentar una convivencia sana en el aula. Algunos docentes y alumnos pueden fungir como embajadores del bienestar emocional y, entre otras cosas, capacitarse en la prevención del ciberbullying y el bullying. 3. Promover un uso regulado y responsable de la tecnología y redes sociales, en lugar de prohibirlas Buscar erradicar un problema mediante la prohibición de los teléfonos inteligentes es una solución reduccionista, pues no propicia en los estudiantes el desarrollo del pensamiento crítico necesario para hacer frente a aquello sucede en el microcosmos que es la escuela y que, a futuro, será el trabajo u otro contexto social. Sin satanizar a la tecnología, podemos recurrir a conferencias o foros de discusión sobre la importancia del uso responsable de las redes sociales y el impacto que éstas tienen en la construcción de la identidad. 4. Fortalecer la inteligencia emocional en el alumnado y el personal docente Recomiendo contar con intervenciones grupales sobre Inteligencia emocional adaptadas a cada sección educativa con el fin de discutir, dialogar y proponer nuevas soluciones frente a escenarios retadores de la vida cotidiana. Estas acciones pueden ser de gran beneficio para el alumnado, mitigando el efecto masificador que tiene el participar de insultos y bromas hacia otros, generando mayor conciencia sobre el impacto de esto en la autoestima. La apuesta es crear conciencia en el contexto educativo sobre la importancia de conocer y usar herramientas tecnológicas a favor del pensamiento crítico, la comunicación asertiva y el cuidado de la información personal. Los dispositivos móviles son una gran herramienta para el aprendizaje y la socialización siempre y cuando sean utilizados desde un lugar de respeto y cuidando de nosotros mismos y de los demás. Referencias Unicef (2021) Mantener seguros a niñas, niños y adolescentes en internet. Enlace: https://www.unicef.org/mexico/mantener-seguros-niños-y-adolescentes-en-internet Guarneros Olmos, Fernando (2022) En México, 41% de los padres reportan que sus hijos padecen ciberbullying. Enlace: https://expansion.mx/tecnologia/2022/08/18/ciberbullying-en-mexico-ciberacoso

  • Contenido generado por alumnos y padres de familia

    Aprovecha al máximo el contenido generado por tus estudiantes y sus familias. ¿Qué es el contenido generado por usuarios? El contenido generado por usuarios o UGC (en inglés: User Generated Content) es cualquier publicación acerca de un producto o servicio que haya sido realizada por un cliente, en nuestro caso serían los estudiantes o los padres de familia. Según Google, «en este contenido pueden incluirse textos, comentarios, imágenes, vídeos, perfiles, nombres de usuario, votos, me gusta, corazones u otros elementos» (Google, 2022). Este tipo de contenido genera algo llamado “prueba social” o influencia social informativa, que se refiere a otorgarle confianza a un producto o servicio únicamente porque otra persona afirma haberlo utilizado (Ondho, s. f.). No es algo nuevo, de hecho, siempre hemos confiado en las recomendaciones de personas cercanas a nosotros. Lo que sucede actualmente, es que las redes sociales han amplificado este efecto psicológico y ahora también confiamos en nuestros contactos del mundo digital. Ejemplos de UGC son: escribir un post hablando del colegio en Facebook, subir una imagen de nuestras instalaciones a Instagram, hacer un comentario positivo del servicio educativo en nuestro canal de YouTube, etc. De todos los formatos que puede manejar el contenido generado por usuarios, el vídeo es el de mayor eficacia y también el de mayor uso. Se recomienda que este no exceda los 45 segundos de duración. No caigamos en el error de creer que cualquier publicación puede ser UGC, la clave de este tipo de contenido está en hablar acerca del producto o servicio, ya sea para recomendarlo o para advertir a otros que no lo compren. Sí, no todo el contenido generado por usuarios es favorable para la marca. Diferencia entre UGC y marketing de influencia La gran diferencia entre el contenido generado por usuarios y el marketing de influencia, es que los usuarios no se dedican profesionalmente a crear contenido, son personas comunes para quien las redes sociales es una afición y no un trabajo. Por su parte, el influencer es alguien que tiene una comunidad para la cual ya crea contenido de manera habitual, es por ello que las empresas lo contratan, porque garantiza el alcance del mensaje a partir del número de seguidores. La comunidad de un influencer puede ir de las 300 personas a más de 1 un millón de seguidores. El usuario hace UGC para compartir sus experiencias con el servicio educativo y así ayudar a otros a tomar una mejor decisión. No es de sorprendernos que las personas confíen más en las opiniones de los propios alumnos y padres de familia, que en los mensajes publicitarios de la propia institución. En el sector educativo, las recomendaciones personales generan en promedio más del 40% de la captación anual de alumnado. Este es un dato que he observado en la mayoría de los estudios de mercado que hemos realizado en Mkt Edu. Ventajas del contenido generado por usuarios Genera mayor confianza (es auténtico) Humaniza a la marca educativa Es gratuito (no es realizado por el colegio) Amplifica nuestro alcance Desventajas del contenido generado por usuarios Suele ser de baja calidad técnica No tenemos control sobre la información que transmite Puede generar percepciones erróneas del producto o servicio No podemos disponer libremente de él (no es nuestro) ¿Cómo incentivar el contenido generado por alumnos y padres de familia? Si una institución educativa desea fomentar la creación de contenido creado por su propia comunidad escolar, debe implementar estrategias de marketing boca a oreja dentro de su plan de trabajo. Estas son algunas acciones que puedes realizar para incentivar el UGC en tu colegio: Comenta, reacciona y comparte Es importante que el colegio participe activamente de las conversaciones en redes sociales. Si alguien habla bien de tu centro, reacciona con un “Me Encanta” y responde con un mensaje de agradecimiento. Si alguien sube un vídeo o una foto de calidad mostrando un lado positivo de tu escuela, reacciona, agradece y escríbele un mensaje privado para que te autorice el uso de dicho contenido. Jamás tomes publicaciones de otros sin su permiso, además de descortés, puedes terminar recibiendo un reclamo públicamente. Ofrece incentivos Una buena estrategia para fomentar el UGC es ofrecer algo a cambio. Por ejemplo, dar un descuento del 10% en inscripción a un alumno o padre de familia que escriba una reseña positiva de tu colegio en Google My Business. También puedes regalar souvenirs a través de mecánicas de participación, por ejemplo, a los primeros 20 comentarios de una publicación. Realiza concursos en redes sociales Los concursos pueden ser un gancho para motivar el contenido generado por usuarios, y de paso incrementar tus seguidores. Eso sí, debes ofrecer premios atractivos si deseas una alta participación. Crea certámenes exclusivos para cada red social de acuerdo con el perfil de tu audiencia. Por ejemplo, un concurso de fotografía en Instagram, o de vídeos en TikTok. Consejos para aprovechar al máximo el contenido generado por usuarios Utiliza hashtags Los hashtags te facilitarán el encontrar rápidamente el contenido de tus usuarios. Maneja solamente uno y que este no sea largo o difícil de escribir o recordar. Publica en tus redes el contenido de mejor calidad Elige el mejor contenido de tus usuarios y publícalo en tu web o en tus páginas de redes sociales. Recuerda, antes de hacerlo necesitarás la autorización de su autor. Aprovecha el contenido negativo para mejorar A veces creemos que el contenido que nos critica no aporta nada bueno, para nada. Los comentarios no tan buenos son una gran oportunidad de detectar áreas de oportunidad que te ayudarán a mejorar tu servicio educativo. Obtén testimonios de tus estudiantes Utiliza tus encuestas de satisfacción para obtener testimonios de tus alumnos o de sus familias. Este tipo de contenido es altamente efectivo en nuestro sitio web. Incluso he visto colegios que arman campañas enteras a partir de un conjunto de testimoniales. Únete a causas sociales Las causas benéficas nos permiten conectar más con nuestra audiencia porque nos muestra como una institución empática y preocupada por el bien común. Crea actividades altruistas en las que participe toda tu comunidad escolar y utiliza un hashtag para agrupar el contenido que se publique en redes sociales. Adáptalo a tu embudo de venta Clasifica tu UGC de acuerdo con el embudo de venta de servicios escolares (Búsqueda, Consideración, Conversión e Inscripción). Habrá contenido que funcione mejor para cada una de estas 4 etapas del proceso, identifícalo y utilízalo justo en los momentos adecuados. Sigue este consejo y verás mejores resultados. Escríbenos en los comentarios de qué manera tu centro educativo utiliza el contenido generado por usuarios. Comparte tu experiencia con toda la comunidad Mkt Edu. Referencias Google (2022) Descripción general del contenido generado por usuarios. Enlace: https://support.google.com/adsense/answer/1355699?hl=es-419 Ondho (s. f.) Prueba social o social proof. Enlace: https://www.ondho.com/diccionario-de-marketing/term/prueba-social-o-social-proof/

  • Modelo PESO para el Marketing Digital de colegios

    Te explicamos el modelo PESO y cómo puede ayudarte en tu estrategia de Marketing Digital. El modelo PESO es un esquema que permite clasificar el tipo de visibilidad que tenemos en el mundo digital. Su mayor utilidad es guiar a los colegios en su definición de objetivos para su estrategia de contenidos, identificando áreas de oportunidad y así concentrar esfuerzos en ellas. PESO son las siglas de las palabras en inglés “Paid” (Pagado), “Earn” (Ganado), “Shared” (Compartido) y “Owned” (Propio) (Bello, 2021). Modelo PESO Paid (Pagado) Es toda aquella presencia digital por la cual tenemos que pagar. Esto incluye nuestras campañas en Google Ads, las pautas en redes sociales, el remarketing, los enlaces pagados y cualquier mención que implique un costo para el colegio. Earn (Ganado) Es la visibilidad que hemos obtenido de forma gratuita, pero producto de la relevancia y la calidad de nuestro contenido. Por ejemplo, si un sitio web nos menciona y coloca un link hacia nuestra web o redes sociales, si algún alumno escribe algo positivo de nosotros o si somos referidos en algún medio de comunicación. La clave del Earn es que la visibilidad sea positiva para la imagen del centro educativo y que esta sea regalada. Shared (Compartido) Es el alcance que obtenemos gracias al engagement de nuestro contenido. Cuando una persona reacciona, comenta o comparte nuestras publicaciones, estas aumentan en visibilidad y llegan a más público. Las personas confían más en el contenido compartido que en la publicidad. Las reseñas positivas en Google My Business también cuentan como Shared, por lo que deberías incluirlas en tu estrategia digital. Owned (Propio) Es cuando usamos nuestros propios canales digitales para mostrarnos en internet. Ojo, aquí no entran tus páginas en redes sociales porque las plataformas no son tuyas. Lo único que se considera Owned son los activos digitales de tu colegio, tales como el sitio web o, en algunos casos, las apps. Consejos para aprovechar el modelo PESO en tu centro educativo Consejos para el Paid (Pagado) Descubre las mejores fechas Identifica los momentos más convenientes en los que debes utilizar el contenido pagado, por ejemplo, cuando los padres de familia están creando la lista de colegios que considerarán para inscribir a sus hijos. Muchas escuelas fracasan en sus campañas de Marketing Digital por hacerlas en momentos inadecuados, ya sea que se adelantan demasiado al momento de decisión de compra, o las lanzan demasiado tarde, cuando los interesados ya han elegido dónde estudiar. Conoce el buyer journey de tus prospectos Si quieres aprovechar al máximo el Paid, necesitas conocer perfectamente bien el recorrido del comprador o buyer journey. ¿Cómo lo puedes hacer? Con herramientas de captación de datos que deberás aplicar a lo largo de todo el proceso de atención. Si no llevas un registro con toda la información de tu proceso de ventas, estarás dejando pasar esta gran oportunidad de mejorar tus campañas. Debes registrar la fecha en que se realiza el primer contacto, cuándo responden a tus mensajes, el momento en el que expresan por primera vez la intención de estudiar contigo y la fecha en que se efectúa el pago de inscripción. Tu misión es hallar los distintos momentos que marcan ese proceso de compra y luego obtener las fechas promedio a manera de semanas. Tus campañas de pago deberás realizarlas dentro de esos periodos, pero comenzando una semana antes y una posterior para mayor efectividad. Consejos para el Earn (Ganado) Revisa la calidad de tu información Aprovecha los recursos materiales y humanos de tu colegio para crear contenido con una alta calidad informativa. Las grandes universidades del mundo destinan parte de su presupuesto a realizar investigación que no únicamente terminan como artículos académicos o patentes, también sirven para notas de prensa o posts para redes sociales. Cuida mucho la calidad de lo que publicas, corrobora tu información y sé profesional en su manejo, notarás que con el paso del tiempo tu contenido empieza a ser referido en otros portales. Si tu colegio publica cosas interesantes, terminarás llamando la atención de los demás, incluida la prensa. Cuida tu relación con la prensa En este sentido, te recomiendo cuidar muchísimo tu relación con todos los medios de comunicación. Organiza eventos especiales para ellos, mantenlos al tanto de tus actividades relevantes (sin saturarlos por favor) y otórgales un trato preferencial cuando asistan. No todo será gratis, habrá momentos en que tu relación con los medios esté dentro del Paid y no del Earn. Es normal, la prensa necesita ingresos para subsistir, así que destina una parte de tu presupuesto anual para notas, reportajes o menciones pagadas. Consejos para el Shared (Compartido) Identifica hábitos de consumo digital Aquí también tienes que conocer a tu prospecto, pero lo que en realidad necesitas saber es en qué plataformas digitales pasa el mayor tiempo y qué tipo de contenidos prefiere. Utiliza la información de tus interesados para mirar su comportamiento en redes y aprender más de sus gustos e intereses. Puedes aplicar encuestas de buyer persona enfocadas en el consumo digital y así conseguir datos promediados que luego utilizarás en tu estrategia de contenidos. Utiliza un calendario editorial Mi mejor consejo es que lleves un calendario editorial donde puedas registrar los resultados de tus publicaciones y toda esa data te ayudará a mejorar tus posts e incrementar el engagement. Información es poder, no lo olvides. Mantente activo en redes sociales Otro consejo es que tu colegio siempre esté activo en redes, incluso en temporadas vacacionales. Sabemos que habrá poca interacción por parte de tu comunidad estudiantil, pero es importante que permanezcas visible para tus interesados. Cuida la calidad visual de tu contenido. Trabaja con esmero el diseño de tus creatividades y experimenta qué tal funcionan con pruebas A/B. La clave del éxito es ser constante y medir resultados para mejorar la calidad de nuestros contenidos. Consejos para el Owned (Propio) Sé paciente Crear una comunidad o construir una base de datos desde tu sitio web o la app de tu colegio es algo que puede llevarte tiempo. Sin embargo, es fundamental hacer esta inversión a largo plazo, ya que al ser un canal propio tendrás el control absoluto de su contenido. Además, un colegio sin un sitio web es invisible para millones de personas que utilizan internet para encontrar servicios escolares. Trabaja el SEO Te dará grandes resultados en posicionamiento en motores de búsqueda y las personas te encontrarán con facilidad. Además, tu web generará mayor confianza a los ojos de Google. Todos los colegios con un sitio web necesitan de un profesional SEO que mantenga optimizados sus contenidos a fin de fortalecer su presencia digital. Mejora la experiencia de usuario La finalidad es que tu sitio web cargue rápido, ofrezca una navegación intuitiva y cuente con toda la información que un usuario puede requerir de tu colegio. Optimiza tus imágenes con formatos de nueva generación que reduzcan su peso, y cuida todos los aspectos del diseño web a fin de ofrecer experiencias visuales placenteras a tus visitantes. Brindar una experiencia satisfactoria te proyectará como una institución educativa moderna, profesional, innovadora y mejor preparada para el futuro. Esperamos que estos consejos te ayuden a aprovechar todas las ventajas del modelo PESO en tu centro educativo, y que tu presencia en la web sea todo un éxito. Referencias Bello, Elena (2021) Qué es el Modelo PESO en Marketing y cómo implementarlo. IBES. Enlace: https://www.iebschool.com/blog/modelo-peso-en-marketing-digital/

  • Marketing viral para centros educativos

    Te explicamos las claves para crear una campaña viral para tu centro educativo. ¿Qué es el Marketing Viral? Se define como una estrategia de comunicación centrada en alcanzar una gran cantidad de visualizaciones en poco tiempo debido a que los usuarios comparten el contenido y difunden mensaje (Subercaseaux, 2022). La principal característica de la viralidad es la rápida propagación del mensaje, de allí se deriva su nombre que hace referencia a los virus. Las redes sociales son fundamentales para entender el Marketing Viral, porque son el vehículo que permite dicho efecto. Una estrategia de comunicación viral puede ser emitida por una empresa o una marca, en este caso un colegio, pero también puede ser una persona quien consiga hacerse popular rápidamente. Lo que es un hecho es que para que un mensaje pueda ser viral necesita tener una idea original y oportuna y que esta sea transmitida en redes sociales. Por otra parte, la idea es capaz de captar la atención de los usuarios y, además, puede generar emociones tan fuertes que invitan a que las personas deseen compartirlo. Concluimos que un mensaje viral contiene una idea novedosa y atractiva, se emite en redes sociales, sabe captar la atención de la audiencia y logra involucrarle emocionalmente al punto de ser compartido por muchísimas personas rápidamente. Si todas las condiciones anteriores no se cumplen, no será posible el efecto de viralidad. ¿Por qué los colegios deberían apostar por la viralidad? Campañas menos costosas Este tipo de campañas suelen ser menos costosas, ya que son los propios usuarios quienes incrementan su alcance. Amplía el conocimiento de la marca educativa Una campaña viral nos ayuda a llegar a nuevas audiencias. Personas que nunca habían escuchado del colegio, se enteran de su existencia. Mensajes menos invasivos Otra gran ventaja es que es menos invasiva y molesta que la publicidad tradicional, pues las personas disfrutan exponerse voluntariamente al mensaje. Multicanalidad De cierta manera, los mensajes virales quedan en manos de la colectividad. No me refiero a que perdamos la autoría o los derechos de nuestra idea, sino a que las personas copian y reproducen el contenido de forma masiva, lo que dificultará su control. La ventaja de todo esto es que los canales se multiplican y el alcance de nuestra campaña se vuelve descomunal. Será difícil monitorear todas las plataformas y lugares en los que nuestra campaña tendrá presencia, incluidos medios de comunicación tradicionales. Riesgos de la viralidad en colegios No te voy a mentir diciéndote que todo es maravilloso con la viralidad, pues existe un lado negativo y que debes considerar. Al ser mensajes que despiertan emociones, corremos el riesgo de generar sentimientos adversos. Las campañas virales nacen de una marca o una persona, pero terminan en manos de la audiencia y a partir de este punto ya no hay vuelta atrás. Un mensaje mal desarrollado puede provocar una proliferación de emociones negativas que, lejos de beneficiar a la imagen del emisor, dañará su reputación. Son muchos los casos de campañas que se salieron de control y provocaron el descrédito de su autor. Al ser de alto riesgo, toda propuesta viral genera cierto miedo de ser llevada a cabo. Los centros educativos dependen mucho de su prestigio, por lo cual es perfectamente entendible que sean muy pocos quienes se han atrevido a probar ideas virales. Pese a lo anterior, existen claves que pueden reducir el riesgo en tu camino a la viralidad. 8 claves para una campaña viral en centros educativos 1. Encuentra la idea, no la inventes Mientras más conozcas a tu público, más efectivo serás al definir tu idea. Lo importante es que no intentes crearla, sino de hallarla dentro de lo que tu propia audiencia siente y piensa. ¿Cómo es tu audiencia? ¿Qué redes sociales utiliza y cómo se comporta en cada una de ellas? ¿Qué contenidos prefiere? ¿Con qué emociones conecta más rápido? 2. Respeta la idiosincrasia de tu comunidad Esta es la mejor manera de evitarte problemas. Saber cuáles son las creencias, valores y sentimientos de tu comunidad te mantendrá alejado de cualquier propuesta que pueda considerarse ofensiva o irrespetuosa. El Marketing Educativo debe conocer al detalle cómo es el entorno en el cual está trabajando con el objetivo de adaptarse a él y no esperar que sea el ambiente el que se adecúe a la mercadotecnia. 3. Mantente alineado con tus valores institucionales Una buena propuesta creativa es aquella que respeta tu esencia institucional y no traiciona tus ideales ni tu filosofía. La gente valora mucho la congruencia y la honestidad, así que cualquier mensaje que no esté alienado con tu identidad será visto con desconfianza y generará rechazo. Ninguna campaña vale la pena como para traicionar lo que tu colegio es y lo que ha construido en el imaginario social a lo largo de su historia. 4. Aprovecha las oportunidades Estar al tanto de las tendencias es primordial para identificar temas, eventos, acontecimientos y noticias que puedan ser utilizados por tu marca educativa. Te recomiendo seguir medios informativos especializados en contenidos virales como BuzzFeed y utilizar Google Trends, del cual ya te hablé en un post anterior. Recuerda que solo debes participar en aquellas conversaciones que se relacionen de manera natural con tu colegio o de las cuales se espera que expreses una postura debido al compromiso con tu filosofía y valores. 5. Define el sentimiento que deseas contagiar Antes de construir el mensaje, primero define el sentimiento que deseas provocar. Si técnicamente funciona, tendrás mayor seguridad de su resultado. 6. Enfócate en captar la atención de forma rápida Actualmente este es el mayor desafío para cualquier mensaje. Con las redes sociales estamos hiperexpuestos a contenidos, lo cual ha reducido la capacidad de atención a niveles mínimos. Un mensaje exitoso es aquel que logra que una persona detenga el deslizamiento de la pantalla de su feed en cualquier red social. Si tu mensaje es visualmente irrelevante, ya puedes irte olvidando de ser viral. 7. Obtén un punto de vista legal Nunca está demás pedirle la opinión a un abogado de tu confianza, plantéale la idea para que este te brinde una retroalimentación que podría hacerte vislumbrar riesgos que no habías considerado. Si te dedicas al Marketing o a la publicidad, deberías conocer el marco legal de tu profesión; sin embargo, no te vendría mal una buena asesoría legal que puede evitarte problemas futuros. 8. Integra la idea viral a tu estrategia de contenidos La viralidad no debe ser un objetivo en sí mismo porque nada te garantiza alcanzarla. Más bien, deben ser algunas cuantas ideas con potencial insertas en la estrategia de contenidos de tu colegio. De esta manera, los mensajes virales no parecerán inconexos con el resto de tus publicaciones. Características de una campaña viral Cuenta una buena historia. Atrae rápidamente la atención. Impacta a nivel emocional. Se enfoca en redes sociales, pero puede estar en distintos medios. Es una idea atractiva que invita a ser imitada. Queda en manos de las personas. El mejor ejemplo de campaña viral es Harlem Shake, un fenómeno del 2013 que generó una cantidad incontable de réplicas. Espero que este post te inspire a desarrollar algunas ideas virales para tu centro educativo y que logres tu objetivo. Referencias Subercaseaux, Isidora (2022) Marketing viral: qué es y cuáles son sus ventajas [+ 5 ejemplos para tu estrategia]. Inboundcycle. Enlace: https://www.inboundcycle.com/blog-de-inbound-marketing/viralidad-marketing-como-sacarle-provecho

  • Google Trends para centros educativos

    Te explicamos 5 trucos para que tu colegio aproveche al máximo Google Trends. Google Trends es una plataforma donde podemos consultar las búsquedas que las personas realizan en Google. Nos permite identificar las tendencias tanto de palabras clave o keywords como de temas o etiquetas, para conocer los cambiantes intereses de nuestra audiencia. Es muy sencilla de usar, solo basta escribir en la barra las palabras clave que deseamos consultar, elegir el país o la región de la cual queremos obtener los datos y los resultados aparecerán a manera de un gráfico de líneas. Es importante explicarte que la herramienta no te da el número total de consultas, solamente te deja ver un porcentaje que va del 0 al 100. Así que cuando veas los picos máximos, no los leas como 100 búsquedas sino como un 100%. De manera automática, Google Trends te mostrará los resultados de los últimos 12 meses del país en el cual te ubicas, sin embargo, tú puedes cambiar manualmente estos filtros de acuerdo con tus necesidades informativas. En la lista desplegable de países, si le das clic a la flecha que aparece a la derecha del nombre podrás acceder a datos segmentados por estados, regiones o zonas (dependiendo del país a consultar). Una vez que obtengas tus resultados, si bajas el cursor encontrarás un desglose comparativo por subregión, y luego una sección de intereses y búsquedas relacionadas (principales y en aumento) para cada término consultado, que son muy útiles para encontrar temáticas que puedes emplear en tus contenidos web. El servicio está diseñado para comparar datos, así que no dudes en ir añadiendo comparaciones. Puedes agregar hasta 5 términos y contrastar sus resultados. Aprovecha la posibilidad de cambiar los periodos de consulta, modificar las categorías o elegir distintos tipos de búsqueda (web, imagen, noticias, shopping o YouTube). Tus posibilidades de comparar datos son enormes, puedes confrontarlos por fechas, lugares, categorías, tipos de búsqueda o por consultas. Juega con la información y ve resolviendo cualquier duda que tengas sobre las distintas audiencias que pudieran interesarse en tu colegio. ¿Por qué los departamentos de Marketing de colegios deberían utilizar Google Trends? Porque es una fuente gratuita de datos que nos ayuda a crear contenido digital a la medida de lo que las personas están buscando en internet, lo que incrementa nuestras posibilidades de alcance y viralización. Las universidades pueden aprovechar Google Trends para analizar cómo ha evolucionado las licenciaturas que ofertan. Gracias a ello, se puede detectar caídas en el interés de determinadas carreras y subidas en las búsquedas de otras. Con esta herramienta seremos capaces de hacer cambios oportunos en nuestra oferta académica para estar más adaptados a las transformaciones del sector educativo y responder de forma rápida a las demandas del mercado. Por ejemplo, observar un incremento de interés por una temática podría inspirarte a crear un taller, un curso o una conferencia, esto te ayudará a captar la atención de nuevos públicos y hará que tu centro se perciba como una institución que sigue tendencias. 5 trucos de Google Trends para centros educativos 1. Reflexiona la palabra que vas a consultar Debes saber qué palabra escribir porque Google Trends no tiene autocorrección y puedes alcanzar resultados diferentes al variar su escritura. Por ejemplo, si escribimos “educación” y “educación” (sin acento) notaremos que los resultados son ligeramente distintos. En ese caso, te aconsejo comparar tus consultas con y sin acentos para tener una idea más generalizada que integre a quienes no suelen utilizar los signos de puntuación al escribir en Google. Con respecto a la mayúscula inicial no he identificado variaciones, así que no te preocupes por ello. Lo que sí debes considerar es que cuando vayas a utilizar etiquetas en tu contenido web, deberás escribirlas tal y como aparecen en Google Trends para lograr mejores resultados. Otro consejo sustancial, es que pienses bien cuál es la consulta que las personas interesadas en tu servicio podrían escribir de acuerdo con su intencionalidad. Para ejemplificarlo, analicemos las siguientes palabras clave: La búsqueda “primaria” es muy amplia y no permite conocer la intención del internauta. La consulta “escuela primaria”, demuestra que la persona desea información de un colegio, lo cual la hace menos ambigua. Y, por último, “escuela primaria cerca del centro” es una búsqueda mucho más concreta de alguien que desea una escuela primaria dentro de un radio geográfico específico. Al final, tú decides qué consultas realizar en Trends, pero te invito a ponerte en los zapatos de todos tus usuarios para descubrir nuevas formas de preguntarle a Google, incluidas aquellas consultas sin acentos o con errores ortográficos. 2. Compara keywords con tags Es importante diferenciar las keywords o palabras clave de las tags o etiquetas. Las primeras se muestran con la leyenda “Término de búsqueda”, mientras que las segundas pueden aparecer señaladas como: “Tema”, “Categoría escolar”, “Grado académico” o simplemente como el nombre de una escuela o universidad. Las keywords son búsquedas en Google que las personas realizan. Por su parte, las etiquetas hacen referencia a temas que se popularizan cuando consumimos contenido etiquetado en noticias y sitios web. Aquí te va el siguiente truco: siempre es mejor una etiqueta que una palabra clave. ¿Por qué? Porque la etiqueta te permite llegar a personas interesadas en consumir información. Así que las probabilidades de que interactúen con tu contenido se dará de manera más orgánica a través de una tag. Compara los resultados entre ambas e identifica las tendencias de cada una de ellas para que sepas cuándo utilizar más la etiqueta y cuándo la palabra clave. Mira este ejemplo entre “Marketing Educativo” (tag) y “marketing educativo” (keyword). 3. Descarga los datos en CSV Existe la posibilidad de descargar los datos generales en formato CSV y abrirlo en un Excel para jugar a tu antojo con la información. También puedes descargar los resultados del desglose comparativo por subregión, del interés por subregión y las consultas relacionadas de cada término. Aparecerá como un listado dividido por semanas y podrás aplicarle fórmulas que te ayuden a analizar mejor las tendencias, convertirlo en una tabla dinámica o incluso construir tus propios gráficos. 4. Utiliza los filtros para nuevas comparaciones Puedes colocar el mismo concepto varias veces y después darle clic a los tres puntos que aparecen junto a cada uno de ellos y elegir la opción “cambiar filtros”. Puedes modificar el país o la región, así como el intervalo de tiempo. Una de las opciones que más me gustan es la posibilidad de elegir un año completo. Los filtros son fantásticos para comparar mercados y obtener información que podría serte de gran utilidad en una estrategia de expansión. Aquí te dejo un ejemplo donde comparé la etiqueta “Marketing Educativo” en México, España y Colombia durante el 2021. 5. Revisa las tendencias de búsquedas diarias Una de las mejores funcionalidades de Google Trends es que puedes enterarte de los trending topics a nivel mundial o de tu país. Para ello debes ir a la página de inicio, darle clic al menú que verás a la izquierda (junto al logotipo) y después seleccionar “tendencias de búsqueda”. En esta sección sabrás qué es lo que las personas están buscando diariamente. ¿Por qué un colegio debería conocer los temas que están en tendencia? Porque son una gran oportunidad de encontrar temáticas afines a tu servicio educativo y poder usarlas en tus publicaciones para redes sociales. No te cuelgues de cualquier trending porque podría verse como algo forzado u oportunista. Tienes que hallar aquellos temas populares que sí van con tu filosofía y con los servicios que ofreces. Si lo haces correctamente, verás que tus publicaciones incrementan su alcance y te harán llegar a nuevas audiencias. Espero que estos consejos te ayuden a sacarle mayor provecho a Google Trends y utilices toda su información para mejorar tus contenidos, analizar a tu mercado, conocer más a tu audiencia y hacer crecer la presencia digital de tu centro educativo. Referencias Google Trends (2022). Enlace: https://trends.google.es/trends/

  • Bullying o acoso escolar: pautas para prevenir y actuar en colegios

    ¿Qué debe hacer un directivo de colegio frente a casos de bullying? ¿Por qué los colegios deben estar libres de acoso? La Organización Mundial de la Salud, en su último reporte, reconoce el rol tan importante que tienen los centros educativos para promover y proteger la salud mental de niños y adolescentes. Los colegios pueden ser espacios que promuevan y habiliten no sólo el aprendizaje, sino el bienestar, proveyendo a los alumnos de las habilidades, competencias, hábitos y estrategias de afrontamiento de problemas necesarias para la vida. También es en las escuelas donde se pueden gestar experiencias que actúen en detrimento de la salud mental, el bienestar y la integridad de los alumnos, promoviendo actitudes de racismo, exclusión, discriminación, entre otros. A la escuela acuden los y las estudiantes para desarrollarse de manera integral, es decir, en todas las esferas: cognitiva, afectiva, social y moral. Cada vez son más los directivos que reconocen que todo lo que acontece en el ámbito de convivencia es importante tanto para la formación de la personalidad de los escolares, como para el equilibrio emocional de los profesores. Tampoco es novedoso, pero sí muy necesario señalar que nuestra sociedad vive una crisis de tejido social, debido a las manifestaciones de violencia que se ven en distintos contextos y cuyos detonantes nos atañen a todos. En la violencia, existen tres partes involucradas: espectadores, agresores o víctimas, y dependiendo el escenario en el que se manifieste serán también las consecuencias que tenga en el entorno inmediato de los involucrados. De la palabra “acoso” derivan variedad de posibles manifestaciones, pues existe el acoso laboral, sexual, escolar y también en una relación afectiva. En estos vínculos se gesta y expresa la agresión e intimidación en distintos grados y repercutiendo de manera diferente a cada víctima. En esta ocasión, me abocaré en el acoso escolar o bullying; un tipo de violencia ejercida en la escuela que, si bien se ha hecho más visible en los últimos años, no es un fenómeno para nada reciente. Bullying en los centros educativos Cada vez hay mayor conciencia sobre los efectos que tiene el bullying a nivel académico, social e individual, tanto para los agresores como para las víctimas. Es por ello que se utilizan distintos programas de intervención, estrategias para prevenir y poder actuar a tiempo. Hay que reconocer que, en esta problemática, si bien la prevención es necesaria, tampoco es suficiente para garantizar aulas positivas, en donde los estudiantes puedan aprender sin miedo. Partamos de algunas diferencias importantes para poder definir el acoso escolar de manera clara. Entendiendo el bullying o acoso escolar Es necesario no confundir un conflicto o indisciplina con desmotivación, ni lo anterior con maltrato y violencia. También vale aclarar que el acoso no solo ocurre en el aula, sino que puede extenderse a los pasillos, patios y áreas comunes, entradas y salidas, es decir, todo espacio que tenga potencial de ser espacio creativo y estimulante, lo tiene también para ser área de confrontaciones y agresiones. El acoso escolar o bullying es un fenómeno de violencia que afecta a la convivencia escolar y a todo el sistema de relaciones interpersonales sobre el cual tiene lugar el fenómeno educativo y el proceso de enseñanza-aprendizaje. Además, en este proceso se cuelan emociones positivas y negativas con un gran efecto en el resultado educativo final, afectando a víctimas y agresores. El bullying consiste en que uno o más individuos abusen física, verbal o emocionalmente de otros, lo cual incluye amenazas de daños corporales, posesión de armas, extorsión, violación de los derechos civiles, agresiones con lesiones, entre otros intentos (fallidos o no) de lastimar al otro. Sin embargo, la forma más habitual y normalizada es la burla o la broma. Es importante distinguir que cuando estas se dan de manera sistemática y repetida hacia una persona en particular, estamos hablando de acoso. Si bien una persona bromista ocasional puede hacer chistes sobre algún tema a fin de hacer amena y ligera la convivencia, en el acoso hay un ataque físico o psicológico continuo hacia una misma persona, lo cual hace sentir al llamado bully como poderoso mediante la intimidación ejercida a otros. Existen distintas formas de presentación del acoso, desde aquellas que tienen un alto riesgo de terminar en tragedia y otras que pueden ser malos tratos, malas relaciones y conflictos que se presentan con prepotencia y desigualdad social. En ambos casos se requieren intervenciones diferentes a nivel educativo, pues son verdaderamente negativas las conductas y actitudes de agresión injustificada y cruel que se dan en este fenómeno que afecta la salud mental del alumno. Algunos autores sugieren que los factores ambientales propician este tipo de comportamientos agresivos desde los primeros años de la infancia. Algunos de estos factores son la falta de atención por parte de los padres, presenciar conductas agresivas en el hogar, la existencia de algún tipo de recompensa o ganancia secundaria por ejercer la violencia, así como tener constantemente una retroalimentación negativa. Para los abusadores, el mundo que los rodea es más negativo que positivo. Con lo anterior, podemos subrayar el papel que tienen las aulas y los profesores como agentes de convivencia, en tanto la escuela es un microcosmos de lo que ocurre en la sociedad. En México, en un artículo publicado por Simetría, A.C en Animal Político, la ONG internacional Bullying sin Fronteras informa que, «los casos de acoso infantil han incrementado en México. De acuerdo con cifras, del 2020 al 2021, 7 de cada 10 infantes fueron víctimas de bullying o ciberbullying». Por otra parte, un Informe reciente en España afirma que el 24.4 % de los alumnos reconoce haber participado en actos de acoso escolar. El 56.5% señala que las burlas hirientes sobre el físico de la víctima es uno de los actos más comunes. Lo preocupante es que el 45.4% de los encuestados reveló que los profesores “no hacen nada” y el 61.7% expresó que el centro educativo no actúa frente a estas situaciones. Vale considerar que una de las piezas claves para poder prevenir y atender el bullying es reconocer la gran influencia que tienen los profesores a la hora de marcar el tipo de conductas que son valiosas y reconocidas de manera positiva para la convivencia. Cuando esta postura es difusa y el profesor muestra cierta empatía hacia las burlas o comentarios, esto actúa en detrimento de la convivencia positiva y por supuesto del aprendizaje e integridad del alumno en cuestión. De acuerdo con Beane (2011), los centros educativos tienen la capacidad de generar un clima que promueva una toma de decisiones favorable para prevenir y erradicar el bullying. Hay tres aristas que se necesitan abordar: Padres y madres de familia, así como el personal docente y administrativo necesitan demostrar al alumnado que están al mando de la situación y que no se tolerará en el colegio que ningún acto de acoso. El personal docente necesita responsabilizarse de ofrecer una mejor supervisión y una vigilancia más cautelosa en el aula, en pasillos, en áreas comunes. El alumnado necesita saber que tiene el derecho a no ser dañado y a contar con un ambiente educativo seguro que favorezca su aprendizaje. ¿Qué deben hacer los directivos de colegios frente a casos de bullying? A continuación, una serie de recomendaciones para directivos a fin de robustecer su estrategia de prevención y atención del acoso escolar. Estar atento a la convivencia de la comunidad escolar La primera estrategia para poder intervenir consiste en realizar una observación, exploración y diagnóstico sobre la realidad concreta de cómo se convive en el centro educativo. Esto incluye no solo la interacción entre alumnos, sino a toda la comunidad educativa. En ocasiones, la relación maestro-alumno también puede ser motivo de conflictos y tensiones de comunicación que propician efectos en la dinámica grupal y por supuesto en el aprendizaje. Supervisa la convivencia entre profesores A partir de lo anterior, revisar la convivencia entre docentes también es vital para identificar las problemáticas que pueden existir en ese núcleo, pues estas tienen efectos en el aprendizaje del alumno, ya sea por comentarios, rumores o actitudes que se dejan entrever entre colegas y que los alumnos pueden percibir en pasillos, aulas o salas de docentes. Así como los problemas entre docentes no afrontados de manera asertiva tienen efectos negativos, por otro lado, el afrontamiento honesto es el mayor estimulante para una convivencia y clima de trabajo-aprendizaje favorable. Establece normas claras de convivencia Es indispensable alinear la convivencia entre docentes y alumnos a los valores y filosofía de la institución. Cada institución educativa tiene un código para comunicarse y convivir en el aula y fuera de ella. Si bien es evidente que al hablar de bullying hay valores muy particulares como el respeto y la tolerancia a la diversidad, también hay que reconocer que cada colegio lleva consigo una “marca” sobre el estilo de comunicación que mantiene y con ello, el clima de convivencia que propicia. Sea cual sea esa marca, no hay que obviar que los valores mencionados son base para la convivencia, y el profesorado necesita tener claridad de ello, particularmente cuando trabaja con adolescentes, pues es la etapa de vida la que llegan a presentarse conflictos generacionales. Realiza intervenciones anti-bullying De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las intervenciones anti-bullying son particularmente importantes para poder promover un entorno favorable para la salud mental, y pueden ser implementadas de diferentes formas. Ejemplo de estas acciones son los programas de sensibilización para padres y madres de familia sobre la convivencia positiva dentro y fuera del aula; la formación constante para docentes en temas de gestión del aula basados en inteligencia emocional; y las campañas constantes para aumentar la conciencia sobre el impacto del bullying que pueden ser llevadas a cabo, dependiendo la edad, por los mismos alumnos. Es necesario un seguimiento oportuno sobre el impacto que tienen estos programas en la comunidad escolar, haciéndolos partícipes mediante encuestas, foros de discusión, políticas y comités. También se señala en el reporte de la OMS que las intervenciones más efectivas son aquellas que van dirigidas a todos los niveles del centro educativo, con un enfoque integral que incluya tanto políticas, como reglas de clase bien establecidas, así como la responsabilidad del centro educativo para que éstas se cumplan. Promover el desarrollo de habilidades socioemocionales Contar con Programas continuos de desarrollo de habilidades socioemocionales y campañas de prevención permanentes sobre diversos temas de Salud Mental favorecerá a la sensibilización y atención no solo del bullying, sino de todos los factores de protección necesarios para poder enfrentar situaciones sociales y emocionales de un modo más positivo. Estas acciones fortalecerán las habilidades sociales de toda nuestra comunidad y tendrá efectos positivos en el aprendizaje y el rendimiento académico. Se sugiere que estas intervenciones no sean de única ocasión, sino que formen parte de un plan integral anual que incluya a todo el centro educativo. Reconocer el papel del colegio en la construcción del tejido social Con lo anterior, es ineludible asignar al aula y a la escuela, en tanto microcosmos de lo que ocurre en la sociedad, el papel tan importante que tienen como formadores de experiencias de aprendizaje social y académico, tanto para alumnos como para docentes. Además de que fungen como espacios donde se puede promover el bienestar y la salud mental necesarios para que los y las alumnos se desarrollen plenamente en las distintas esferas de su vida, así como para que el profesorado encuentre en su centro de trabajo un clima favorable para su desempeño y crecimiento profesional. Sin duda, hay que subrayar el rol tan vital que tienen los padres y madres de familia en atención a este tema, para que ellos puedan contribuir a la prevención de este tipo de acoso. Es fundamental que procuren prestar atención al uso de redes sociales que hacen sus hijos, pues ahí se gestan dinámicas que propician el acoso tanto presencial como virtual; proveer una educación en valores que enaltezca el respeto y tolerancia a la diversidad, esto aplica para preferencia sexual, raza, religión, tamaño de cuerpo, etc.; y formar una sólida alianza con la escuela a fin de contribuir al bienestar físico y emocional de los estudiantes. Referencias World mental health report: transforming mental health for all. Geneva: World Health Organization; 2022. Agüera, P. (s. f.). 1 de cada 4 alumnos cree que en su clase se hace bullying. Sitio web: https://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/bullying-anar-mutua/ Beane, A. (2011). Bullying: Aulas libres de acoso (2.ª ed.). Barcelona: Grao. Animal Político. (2022). Los niños no están seguros ni en la casa ni en la escuela. Sitio web: https://www.animalpolitico.com/simetria-datos-con-rostro/los-ninos-no-estan-seguros-ni-en-la-casa-ni-en-la-escuela/

  • Homofobia y transfobia en las universidades

    La importancia de la formación política en la vida universitaria. Estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid se manifestaron el 27 de octubre de 2022 colocando pancartas que incluían amenazas de muerte contra los profesores José Errasti y Pablo de Lora, por supuestos comentarios transfóbicos en clase a propósito de la ley trans en España. No son nuevas las acusaciones por homofobia, misoginia y transfobia que envuelven al personal docente y administrativo de la UCM. Desde la acusación de un colectivo LGBT en 2004 a la Facultad de Educación por obstaculizar la proyección de un documental sobre orientación sexual y homofobia; hasta las manifestaciones de estudiantes de Ciencias Políticas y Sociología en abril de este año para impedir la conferencia del ultraderechista de VOX, Javier Ortega Smith. La simpatía de la Universidad Complutense de Madrid por el pensamiento conservador se evidencia en los comentarios que algunos profesores han compartido en redes sociales a propósito de los recientes acontecimientos, culpando de ello a la "politización" de los estudiantes. Como si la consciencia política representase un atentado contra la institución. Merece la pena, compartir con estos catedráticos el significado que la RAE otorga a la palabra "politización": «Dar orientación o contenido político a acciones, pensamientos, etc., que, corrientemente, no lo tienen» e «inculcar a alguien una formación o conciencia política» (RAE, 2022). Importancia de la formación política en la universidad Señores profesores, educar en el contexto político es indispensable en la formación de profesionales éticos, capaces de transformar la realidad social en una sociedad más equitativa y solidaria, en la que sean respetados los derechos de cualquier persona sin importar sexo, raza, religión, discapacidad, edad y orientación sexual. Si un docente sueña con una universidad despolitizada es porque aspira a tener alumnos acríticos, sumisos, adoctrinados, conformistas y carentes de cualquier postura social. O quizá es porque tiene un concepto equivocado de la política. Política se refiere a la «actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo» (RAE, 2022). Toda universidad tiene un compromiso social de formar ciudadanos que ejerzan la política con responsabilidad, conciencia social y dentro de un marco ético y legal. Las expresiones de violencia y las amenazas de muerte a profesores son más bien una consecuencia de la falta de verdadera politización. Ávila H. de Pulitanò (2009) expone que «la Universidad tiene la función de educar para la vida, es intrínseca su labor en la sociedad. Y la Política es parte de la vida. Todo es política. Cuando la Universidad educa y forma en política, lo hace porque ésta es la única actividad humana que involucra a todos». Los mensajes son más bien reflejos del desconocimiento de mecanismos oficiales que lleva a los estudiantes a manifestarse de forma delictiva. Una adecuada formación en política evitaría la aparición de estos actos extremos. El profesorado de la universidad y el respeto a la diversidad Si bien es importante la aplicación de medidas correctoras hacia los estudiantes que amenazaron a docentes, también es urgente investigar a fondo las causas que dieron pie a dichas manifestaciones, pues de lo contrario la institución estaría encubriendo faltas éticas del profesorado. El cuerpo docente de cualquier universidad tiene la obligación ética y moral de no difundir en el aula discursos discriminatorios que nieguen los derechos de las grupos sociales. «Un sondeo elaborado en 2019 por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales de España (FELGTB) revela que el 58% de las personas trans entre 16 y 24 años fueron víctimas de transfobia durante la etapa escolar» (Alises y Ramírez, 2022). La universidad como centro de formación para la vida profesional debe garantizar ambientes éticos y de respeto, tanto para los profesores amenazados como para los alumnos afectados por posibles mensajes de odio y segregación en los salones de clase. Si las universidades aspiran a egresar profesionales preparados para contribuir a una sociedad más justa e igualitaria, necesitan contar con un profesorado cuyo pensamiento sea más cercano al siglo XXI y no a la Edad Media. Referencias Alises, Charo y Ramírez, Julián (2022) La homofobia que no cesa. Amnistía Internacional. España. Sitio web: https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/la-transfobia-que-no-cesa/ Ávila H. de Pulitanò, Flor. (2009). Educación política y Universidad. Frónesis, 16 (2), 377-382. Sitio web: http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1315-62682009000200012&lng=es&tlng=es RAE (2022) Definición de “Politizar”. Sitio web: https://dle.rae.es/politizar RAE (2022) Definición de “Política”. Sitio web: https://dle.rae.es/político Twitter de RQTR: Erre Que Te Erre. Asociación TransMariBiBollo (LGBTI) de la UCM. Feministas, anticapitalistas y antifascistas desde 1994. Usuario: Alises, Charo y Ramírez, Julián (2022) La homofobia que no cesa. Amnistía Internacional. España. Sitio web: https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/la-transfobia-que-no-cesa/ Ávila H. de Pulitanò, Flor. (2009). Educación política y Universidad. Frónesis, 16 (2), 377-382. Sitio web: http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1315-62682009000200012&lng=es&tlng=es RAE (2022) Definición de “Politizar”. Sitio web: https://dle.rae.es/politizar RAE (2022) Definición de “Política”. Sitio web: https://dle.rae.es/político

  • Diversidad e inclusión en colegios

    Cómo promover una cultura de inclusión y diversidad en los centros educativos. Uno de los retos de la educación es facilitar el aprendizaje a partir del reconocimiento de la subjetividad y las diferencias que existen entre unos y otros. A la diversidad e inclusión en el aula asisten fenómenos que van más allá de lo curricular, didáctico y metodológico, pues se trata de cómo en cada alumno se abre la posibilidad de pensar y ser de un modo singular en el mundo, a partir de las oportunidades que creen tanto el docente como la comunidad educativa para ese fin. Es común que la subjetividad sea excluida de los procesos de enseñanza, con la finalidad de estandarizar resultados y aprendizajes, homogeneizando la forma de pensar del alumnado. Si bien existen aprendizajes esperados que marcan algunas instancias oficiales, el reto más grande para los colegios está en cómo se le da lugar a la subjetividad del alumno dentro de ellos. En este sentido, la diversidad consiste más en un esfuerzo por posibilitar una emancipación, en los campos social, cultural y moral, de los ideales que ofrecen las figuras más significativas para cada persona. Se trata de que el alumno se atreva a pensar por sí mismo, y no sólo dentro de la caja que le ofrece su contexto más inmediato. Esto implica servirse de la figura del docente y de los padres, que son importantes en los primeros años de la infancia y hasta la pubertad. Al entrar a la adolescencia y a la adultez, el alumno logra dicha emancipación o desligadura tomando una posición distinta, pero sobre todo singular, frente a las esferas social, cultural, moral y política. ¿Qué papel juegan nuestros profesores en la inclusión y la diversidad? Es necesario que la figura del docente permita al alumnado desplegar dichas diferencias, incitando y provocando el cuestionamiento de diferentes aspectos de la vida, proveyendo una base de conocimientos sobre los cuales podrá desplegar esas capacidades intelectuales y de pensamiento crítico que apunten hacia una cultura basada en el respeto, empatía y tolerancia por las diferencias. En lo que respecta al concepto de inclusión, este funge como complementario de la diversidad, la UNESCO lo define como: Un proceso que permite abordar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los educandos a través de una mayor participación en el aprendizaje, las actividades culturales y comunitarias y reducir la exclusión dentro y fuera del sistema educativo. El objetivo de la inclusión es brindar respuestas apropiadas al amplio espectro de necesidades de aprendizaje tanto en entornos formales como no formales de la educación. (UNESCO, 2008, pág. 8) Diversidad e inclusión son un binomio que permite a los estudiantes respetar, tolerar y celebrar las diferencias. El profesorado es quien, como en muchas otras funciones, marcará la pauta para forjar un aula culturalmente diversa, en donde “el otro”, desde lo diferente, no resulte amenazante ni sea motivo de “bullying”. ¿Cómo promover una cultura de diversidad e inclusión en los colegios? La diversidad comienza en la enseñanza En cada materia, se presentan múltiples oportunidades de enseñar transmitiendo una mirada que apunte hacia lo diferente, lo diverso y la otredad. Esta perspectiva debe resultar novedosa y distante a lo que solemos tener en mente como lo “familiar” o común. Para lograrlo, es necesario que cada docente y directivo se cuestione los modos en que promueven creencias y actitudes de respeto y tolerancia hacia las diferencias, pues del modelado de estas actitudes dependerá en gran medida aquello que el alumnado reciba como expectativa lo que se espera de él en tal situación o tema. Una brújula importante para identificar cuando un directivo o docente fomenta la diversidad es preguntarse ¿qué actitudes y comportamientos considera “fuera de la norma”?, pues de ello dependerá cómo se posicione frente a ciertos temas que causan interés en el alumnado. Realizar actividades que favorezcan la apertura hacia lo otro Lecturas interesantes, diálogos, debates, ferias culturales son algunas de las actividades que atraen mucho al alumnado y que propician el pensamiento crítico y la apertura hacia la otredad, es decir, lo diverso. Contrario a lo que se piensa sobre el desagrado de los jóvenes hacia la lectura, en mi experiencia y la de otros colegas, llegamos a constatar el gusto y atracción de los jóvenes por lecturas que abran nuevas posibilidades y rutas de pensamiento, fomentando el pensamiento crítico. Con actividades de seguimiento a la lectura fuera del común “control de lectura”, sino a partir del diálogo, compartiendo variedad de opiniones y creencias que enriquezcan el trabajo y contribuyan a crear una perspectiva diversa en el alumnado. También mediante actividades como ferias culturales, y apoyados de las materias relacionadas al área de Humanidades, se pueden realizar proyectos que promuevan una cultura diversa, aunque sin duda, lo más sustancial está en el día a día. Revisar que las prácticas educativas cotidianas contribuyan a la singularidad Como se mencionó al inicio, uno de los retos de la educación actual, que difiere de la educación tradicional en donde se privilegiaba la uniformidad del pensamiento, es contribuir a la diversidad. Es importante que directivos, administrativos y docentes analicen constantemente la forma en que el colegio reconoce y respeta las diferencias de cada alumno. Los colegios que no respetan la diversidad, reaccionarán ante ella buscando eludirla, pasarla por alto, negarla o hasta reprimirla. De no brindar una atención a las necesidades reales del alumnado, se corre el riesgo de comunicar un mensaje institucional de exclusión y discriminación. Apoyarse de los modelos constructivistas para promover en el alumnado el pensar por sí mismo Fomentar el pensamiento “fuera de la norma”, el pensar y aprender por sí mismos, es otro de los desafíos de la educación frente a la diversidad y la inclusión. Es necesario que el docente facilite la ruta hacia el entendimiento y aprehensión que cada alumno hace sobre lo que le es mostrado en el aula y construya así su propio conocimiento. Esto incidirá en la constitución de su identidad como sujeto, pues es desde la diversidad, que hay un reconocimiento de las características propias. La educación debe estar en sintonía con la diversidad de los estudiantes y las manifestaciones en torno a lo que se muestra como lo “distinto”, lo otro, lo extranjero a nosotros. La inclusión no solo trata de dificultades del aprendizaje o de discapacidades, pues en la actualidad podemos ver gran variedad de formas en que se manifiestan. Por ejemplo, problemas emocionales y condiciones con la salud mental, que hay que mirar y atender caso por caso. En cuanto a lo curricular, habrá que pensar en una inclusión de las necesidades de cada alumno, independientemente de que presente o no capacidades diferentes, pues cada estudiante tiene necesidades de aprendizaje distintas. Convocar a los docentes a reflexionar sobre su práctica, a fin de que ésta no alimente la uniformidad de pensamiento, sino que contribuya a la diversidad, será clave para poder brindar una atención diversificada que permita reducir los procesos de exclusión y discriminación que siguen vigentes en nuestra sociedad. Partamos de la idea de que la escuela no es solo un lugar de transmisión de conocimientos, sino que es allí donde se gesta y prolifera la construcción de nuevos modos de vinculación social. Referencias UNESCO (2008) La educación inclusiva: el camino hacia el futuro. Sitio web: http://www.ibe.unesco.org/fileadmin/user_upload/Policy_Dialogue/48th_ICE/General_Presentation-48CIE-4__Spanish_.pdf

  • Tendencias del Marketing Educativo para el 2023

    ¿Qué le depara el 2023 al Marketing para colegios? Aquí te lo decimos. Como ya es tradición, en Mkt Edu nos gusta analizar las directrices actuales de la mercadotecnia para colegios y hacer una proyección sobre cuáles serán las 6 tendencias que, según nuestra opinión, dominarán el Marketing Educativo en el año 2023. Las 6 tendencias del Marketing Educativo en el 2023 Metaverso En octubre del 2022 fuimos testigos del lanzamiento de las gafas de realidad virtual Meta Quest Pro, las cuales representan un importante paso en la evolución gráfica del Metaverso de Mark Zuckerberg, uno de los aspectos que más se le han criticado. Meta anunció que durante el 2023 lanzarán las Meta Quest 3, una versión más accesible para acceder al Metaverso. Por su parte, Sony lanzó en noviembre del 2022 sus Playstation VR 2, apostando nuevamente por los videojuegos en realidad virtual, ahora aprovechando las ventajas gráficas de su nueva consola PS5. Como podemos ver, las grandes empresas tecnológicas siguen desarrollando dispositivos de realidad virtual cada vez con mejor resolución gráfica, mayor ergonomía y con una conectividad menos dependiente de los cables. El Metaverso ya es una realidad, y muchos centros educativos están dando sus primeros pasos en estas plataformas construyendo campus virtuales dentro de estos entornos digitales. La realidad virtual está transformando la manera en que los colegios interactúan y se comunican dentro del Metaverso, obligándolos a implementar mecánicas de gaming. Sin duda estos nuevos canales de marketing educativo modificarán sus estrategias de venta. En 2023, presenciaremos los primeros casos de éxito de centros educativos dentro del Metaverso y, la consecuente, entrada de nuevos colegios a la competencia por seducir a los públicos a través de la realidad virtual. Gaming DFC Intelligence, agencia internacional de investigación y análisis de datos para la industria de los videojuegos, hizo público su informe sobre el mercado global del gaming y reveló que existen más de 3 mil millones de videojugadores en todo el mundo, lo que representa el 40% de la población mundial (DFC Intelligence, 2021). Los jóvenes conocen a la perfección el lenguaje de los videojuegos, es por ello que muchos centros educativos están incorporando estas mecánicas para comunicarse y conectar de manera exitosa con estas audiencias. Cada vez son más las universidades privadas que cuentan con sus propios equipos de esports o que realizan concursos o torneos de videojuegos populares como parte de sus actividades promocionales. El gaming le ha dado un gran dinamismo a la Educación, y el Marketing no se ha quedado atrás. En 2023, esta tendencia seguirá al alza y seguramente aprovechará el incremento que están viviendo los juegos en teléfonos inteligentes. Marketing conversacional Desde el 2020 hemos notado un aumento en el uso de aplicaciones de chat como principal canal de contacto para los procesos de venta de servicios educativos. En nuestro post de tendencias de Marketing Educativo para el 2021, advertimos sobre la necesidad de automatizar respuestas con chatbots en estos canales. Nuestro pronóstico se ha cumplido al pie de la letra y hoy podemos ver una gran cantidad de chatbots en el mercado, cada vez más inteligentes y con mejores funcionalidades. El próximo año veremos como estos canales se profesionalizan aún más con estrategias de marketing conversacional en la atención vía chat a interesados en servicios educativos. Los datos que nos proporcionan estas plataformas conectadas a las aplicaciones de mensajería nos ayudan a conocer con mayor exactitud los hábitos y expectativas de nuestros interesados. La mezcla entre conocimiento, habilidades persuasivas e inteligencias artificiales hará que los centros educativos que hayan incorporado estas tecnologías puedan optimizar sus procesos e incrementar así su tasa de conversión. El marketing conversacional cobrará mayor relevancia y apostará por una estrategia de omnicanalidad que buscará estandarizar y evaluar la calidad de las conversaciones entre la institución y las personas interesadas en conocer su oferta educativa. Los colegios no solo aplicarán el marketing conversacional en sus chatbots, también buscarán utilizar estas estrategias en la atención personalizada, telefónica y de mailing. Marketing de influencia Las campañas de Marketing Educativo con influencers no es algo nuevo, sin embargo, estamos observando un cambio de dirección en este rubro. Hace un par de años, las empresas estaban fuertemente atraídas por los influencers con un gran número de seguidores. Hoy en cambio, existe un mayor interés por conectar con nichos más segmentados por medio de micro influencers (de 10,000 a 100,000 seguidores) y de nano influencers (de 300 a 10,000 seguidores). Otro problema al que se ha enfrentado el marketing de influencia es que el contenido de los macro y mega influencers no siempre es acorde a los valores del centro educativo. Imagina lo absurdo que resultaría ver a un colegio católico anunciarse en un vídeo con palabras altisonantes o temas sensibles manejados de forma irrespetuosa. Los centros cada vez son más conscientes de los riesgos que implica el marketing de influencia, por eso hoy vemos un mayor interés por elegir el contenido más apropiado para nuestra marca educativa. El trabajo con influencers no se limita a las menciones en vídeos o campañas publicitarias, también aplica a la realización de conferencias o talleres con celebridades que gozan de una buena aceptación en el nicho de mercado que deseamos impactar. Reorientación publicitaria Kantar, empresa líder a nivel mundial en datos e investigación cualitativa para negocios, advierte en su Informe de Tendencias y Predicciones de los Medios para 2023 (Media Trends & Predictions 2023 Report) que se aproxima una reorientación publicitaria de gran impacto (Kantar, 2022). La firma señala que el incremento a nivel mundial de los precios de productos y servicios ha reducido la intención de gasto en la mayoría de los hogares. Además, la diversificación y el surgimiento de nuevas plataformas digitales está fragmentando los presupuestos publicitarios de las empresas. Esto ha llevado a que sean más los servicios digitales que se ven forzados a incorporar modelos de suscripción premium, o membresías más económicas o gratuitas (modelo freemium) pero con publicidad ineludible. Kantar señala que las audiencias se están dividiendo entre las que pueden pagar suscripciones para librarse de la publicidad, y las que tienen que soportar anuncios con una experiencia menos satisfactoria (Kantar, 2022). Ante este panorama, el 2023 estará marcado por una reorientación publicitaria con mensajes más cortos, pero más creativos y persuasivos, buscando hacer menos dolorosa la exposición a los anuncios. Kantar afirma que notaremos un incremento de patrocinios y product placement (productos, servicios o marcas que aparecen o se mencionan dentro de los contenidos), modelo publicitario que ya estamos viendo con mayor frecuencia en series y películas (Kantar, 2022). Esto es perfectamente lógico, porque al forzar a los usuarios a una exposición publicitaria se incrementa el rechazo y la resistencia a los mensajes, lo cual plantea una nueva problemática: ¿cómo lograr que las personas disfruten ver o escuchar algo a lo que están siendo obligadas? Los colegios que deseen vencer esta barrera deberán apostar por publicidad más divertida y menos tradicional. Otro camino es la publicidad nativa, es decir, aquella que está dentro del contenido. Va a ser muy interesante cómo los mercadólogos y publicistas logran adaptarse con ideas frescas a las nuevas condiciones del sector publicitario. Quienes insistan en seguir anunciándose con fórmulas ancestrales y mensajes genéricos, tendrán resultados pobres y un bajo retorno de inversión. Big Data Marketing La pandemia aceleró la digitalización de la Educación, y esto trajo consigo una mayor producción de datos en los centros educativos. El desafío para los colegios en el 2023 será aprender a gestionar mejor y aprovechar al máximo las enormes cantidades de información. El uso de datos en el sector educativo tampoco es algo nuevo; desde el 2008 se viene hablando del Educational Data Mining, que consiste en la recolección y análisis de los datos de los estudiantes con el fin de personalizar y mejorar el proceso educativo. Sin embargo, el panorama actual es muy distinto al de principios del siglo XXI y hoy enfrentamos 2 nuevos desafíos: unificar toda la data generada en diferentes plataformas digitales, y hacer más eficiente el uso de la información en decisiones cotidianas de la gestión escolar. Creemos que en el siguiente año notaremos una mayor demanda de servicios de almacenamiento y gestión de bases de datos, especialmente en universidades y colegios con numeroso alumnado. Mejorando así el resguardo y la seguridad de nuestra información, y permitiendo además unificarla e integrar. Ya estamos observando como grandes instituciones educativas abren vacantes para nuevos puestos relacionados con la inteligencia de datos, demandando nuevas habilidades como SQL o R. El uso de big data no se aplicará únicamente a los procesos de gestión educativa para la mejora de la experiencia, evidentemente también mejorará los rendimientos en materia publicitaria. Finalmente, los datos son ya el activo más valioso de cualquier empresa, ya que amplían nuestras probabilidades de éxito comercial al permitirnos conocer con minuciosidad a nuestros alumnos y entender con mayor precisión las necesidades del mercado. La preocupante inflación, los problemas de natalidad en Europa, la inestabilidad política en algunos países, los peligros de crisis o recesiones económicas por efectos globales y hasta los riesgos sanitarios, están forzando a los colegios a tomar decisiones fundamentadas en datos. La data en el Marketing Educativo va de la mano con el desarrollo de herramientas inteligentes para la publicidad digital, cada vez más personalizada, y con algoritmos más eficaces. Estamos siendo testigos de cómo las redes sociales mejoran su manera de estudiar y analizar a sus usuarios, y como Google sigue haciendo cambios importantes hacia una experiencia cada vez mejor adaptada a las características personales. Los colegios que mejor sepan aprovechar las ventajas de los datos hacia una analítica publicitaria más afinada, tendrán un próspero 2023. Referencias DFC Intelligence (2021) Why 3 Billion Video Game Players is a Meaningless Number. Enlace: https://www.dfcint.com/video-game-3-billion-consumers/ Kantar (2022) Media Trends & Predictions 2023 Report. Enlace: https://www.kantar.com/inspiration/advertising-media/media-in-2023

  • Redacta un gran discurso de venta para tu colegio

    Te ayudamos a redactar un discurso de venta efectivo para lograr inscripciones. Lograr convencer a un interesado de que nuestro colegio es la mejor opción requiere distintas habilidades y estrategias, pero necesitas sobre todo de 2 cosas: un buen servicio para vender y un discurso de venta efectivo y convincente. ¿Por qué necesitamos de un buen servicio? Porque la compra de servicios educativos es una decisión informada que la gente se toma muy en serio, ya que representa un compromiso de varios años. Es por ello que ni el mejor vendedor del mundo será capaz de convencer a alguien de invertir su dinero y su tiempo en una escuela que es vista con desconfianza o cuyos productos educativos no cumplen con lo mínimo esperado. Un colegio que ofrece educación de calidad tendrá una gran ventaja en su proceso de venta. Lo siguiente es construir un discurso de venta que le ayude a comunicar de manera exitosa sus beneficios. ¿Qué es un discurso de venta para un colegio? Un discurso de venta es un texto que expone el listado de atributos de un colegio, indaga sobre las necesidades, deseos y expectativas del interesado, y proyecta beneficios con la finalidad de lograr la inscripción. Analicemos esta definición. En primer lugar, nos dice que es un texto que enlista los atributos, que se refiere a todos los tangibles e intangibles que ofrece la escuela y que no tiene la competencia. Por ejemplo, un tangible serían tener aulas con paneles interactivos, mientras que un intangible sería tener profesores con doctorado. Un discurso de venta es ante todo un listado de todos nuestros atributos, porque son los que nos hacen especiales y nos ponen por encima de otros colegios. Lo siguiente es que el discurso de venta sirve para indagar en lo que el interesado quiere y desea. Esto es fundamental porque no podemos simplemente reproducir una perorata como si fuésemos loros o cacatúas. Lo más importante es escuchar al interesado. Un buen discurso de venta es aquel que hace preguntas valiosas que permiten conocer más a fondo a nuestro interesado. ¿Qué tipo de colegio necesita? ¿Por qué quiere estudiar? ¿Cuál es su mayor preocupación? ¿Qué expectativas tiene de nuestro colegio? Haz preguntas interesantes y presta mucha atención a las respuestas, analiza incluso el lenguaje no verbal y tendrás toda esa información a tu favor. Y el último elemento de la definición es que el discurso proyecta beneficios, es decir, una vez que ya identificaste lo que la persona quiere, es momento de crear imágenes mentales sobre cómo viviría eso que anhela con nosotros. El beneficio es la manera en que las personas le dan o no valor a nuestros atributos. Los beneficios no dependen de ti, dependen del interesado. Por ejemplo, puede ser que tú te hayas esforzado muchísimo en contratar profesores con doctorado para tu universidad, pero a lo mejor eso es irrelevante para la persona que intentas convencer. Al final, lo único que puedes hacer es identificar los beneficios que la persona valora más y concentrar el resto de tu discurso en ellos. De allí la enorme importancia de escuchar al interesado. Los beneficios son algo muy personal y subjetivo, y están determinados la personalidad del interesado, su cultura, sus grupos de referencia, así como sus deseos, anhelos, miedos, etc. Si bien podemos redactar un discurso de venta completo y extenso, también tenemos que estar preparados con versiones más breves para aquellas situaciones en las que el prospecto no tiene demasiado tiempo para brindarnos. A estas versiones reducidas del discurso de venta se les conoce como elevator pitch. ¿Qué es un elevator pitch? Es un discurso de venta muy breve que solo puede durar de 30 a 45 segundos (lo que dura un viaje en elevador) y que explica de manera concisa cuáles son las ventajas de nuestro colegio y por qué debería elegirnos a nosotros para estudiar. La diferencia más importante entre el elevator pitch y el discurso de venta completo, es que en el elevator no tendremos la opción de hacer preguntas, así que únicamente contamos con nuestro instinto y nuestras habilidades de observación y análisis. Si eres bueno analizando a personas de manera rápida, podrás adaptar sin problemas tu elevator pitch hacia aquellos atributos que supones conquistarán al interesado. ¿Qué debe contener un elevator pitch? Tu mini discurso deber responder a las siguientes preguntas: ¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos diferente y mejor que otros colegios? ¿Cómo es nuestro servicio educativo? ¿Cuál es nuestro valor agregado? ¿Qué beneficios recibirá con nosotros? ¿Qué resultados han obtenido nuestros egresados? No olvides ensayarlo y repetirlo con un cronómetro. Hazlo frente a un espejo y observa tus gestos y tu corporalidad. Puedes pedirle a tus colegas o amigos que te retroalimenten. ¿Eres convincente? ¿Los argumentos que das son creíbles? ¿Se entendió toda la información? Actualiza tus discursos de venta cada año Tanto tu discurso de venta como tu elevator pitch necesitan ser actualizados cada año. Recuerda que cada nueva generación de estudiantes es muy diferente a la anterior, por lo tanto, no puedes usar los mismos argumentos todo el tiempo. Para Peter Drucker el objetivo del marketing es hacer superflua la venta, ya que, si conocemos bien las necesidades e intereses de nuestro prospecto, el servicio educativo se venderá fácilmente (Kotler y Armstrong, 1998, citado por Ospina y Sanabria, 2010). Los centros educativos deben realizar estudios de mercado cada año que les permitan actualizar y modificar los argumentos de venta. Los procesos cambian y tienen que adaptarse a nuevas condiciones del mercado. La pandemia cambió por completo las prioridades de los alumnos y los padres de familia. Querer vender servicios educativos de la misma manera en que se hacía antes es el camino más seguro hacia el fracaso. Características de un buen elevator pitch Debe ser breve. Debe contener los puntos clave de tu servicio educativo. Debe hacer uso de datos estadísticos que comprueben tu éxito. Debe transmitir emoción y pasión. Debe apoyarse de la presencia e imagen de quien lo dice. Debe cerrar con una frase inolvidable que comunique la propuesta de valor de tu colegio. Lo que nunca debes hacer en un elevator pitch ni en ningún discurso de venta es mentir o adornar demasiado la realidad en un afán de causar una buena impresión. Vender humo dañará tarde o temprano a la reputación de tu institución educativa. No lo hagas. Referencias Ricardo Ospina Díaz, M., y Emilio Sanabria Rangel, P. (2010) Un enfoque de Mercadeo de servicios educativos para la gestión de las organizaciones de Educación Superior en Colombia: el Modelo Migme. Revista de La Facultad de Ciencias Económicas, XVIII (2), 107–136.