top of page
Libro "Marketing digital para instituciones educativas" de Juan Manuel Manes y Aarón Rosette
  • Foto del escritorAarón Rosette

Ética en el uso de datos en colegios

Estos son los 6 aspectos éticos en la gestión de datos en centros educativos.

Mujer mira pantalla transparente con datos

El manejo de datos en instituciones educativas conlleva responsabilidades legales y éticas que deben tenerse en cuenta para su correcta gestión y evitar así riesgos que puedan afectar la imagen institucional con consecuencias económicas y hasta judiciales.


La ética de los datos escolares se refiere al conjunto de normas justificadas sobre lo correcto e incorrecto en el proceso de recopilar, compartir y utilizar los datos generados en centros educativos.


6 aspectos éticos de los datos escolares


Existe 6 aspectos éticos de los datos: propiedad, transparencia de transacciones, consentimiento, vigencia, privacidad y apertura. Analicemos cada uno de ellos y su impacto en la gestión educativa.


1. Propiedad


Se refiere a definir quién es el propietario de la información resguardada por el colegio. Las instituciones educativas deben ser muy conscientes de que cada estudiante y cada profesor es dueño de sus propios datos, por tanto, ellos tienen todo el derecho de condicionar su uso y decidir si desea que se compartan o no.


Si bien, las instituciones educativas tienen que realizar trámites y presentar registros de manera obligatoria ante departamentos gubernamentales responsables de la Educación, dichos procesos no les otorga la propiedad sobre los datos. En consecuencia, la utilización de la información debe ceñirse a lo establecido por la ley.


2. Transparencia de la transacción


Todas las actividades de procesamiento de datos deben ser informadas, explicadas y comprendidas por las personas que proporcionan los datos. En otras palabras, los colegios no pueden recabar datos en la oscuridad o el anonimato.


Por ejemplo, si un colegio cuenta con cámaras de circuito cerrado en sus instalaciones, está obligado por ley a colocar avisos informando a las personas que están siendo grabadas, de lo contrario estará contraviniendo este aspecto ético.


Otro ejemplo de falta de transparencia es cuando los directivos espían por redes sociales a sus maestros o colaboradores, y luego utilizan esa información en juntas laborales para evidenciarlos o exponerlos.


Hombre y mujer con trajes analizan gráficos sobre un escritorio
No debemos utilizar datos privados sin autorización de su titular

3. Consentimiento


Es el derecho de toda persona a conocer previamente cómo y para qué se emplearán sus datos, con la finalidad de decidir conscientemente si desea proporcionarlos o no.


Una institución educativa ética se preocupa por informar anticipadamente qué hará con los datos recabados. Esto es muy importante a la hora de elaborar formularios impresos o digitales, pues deben contar con un aviso de privacidad que informe el uso que se le dará a la información.


Una falta ética al consentimiento sucede cuando el sitio web de un colegio carece de una política o aviso de privacidad, y la institución recopila datos y contacta a las personas sin haber pedido antes su autorización.


4. Vigencia


Las personas deben estar al tanto de todas las transacciones que derivan del empleo de sus datos personales y la escala de dichas transacciones. Es decir, las personas tienen que saber de qué manera el colegio obtendrá un beneficio o ventaja con los datos.


Por ejemplo, en una encuesta de satisfacción se necesita informar para qué estamos midiendo y que se hará con los resultados. Se requiere de una leyenda como esta: “El objetivo de esta encuesta es mejorar el servicio educativo con la finalidad de incrementar la satisfacción de los estudiantes”.


Una falta ética del aspecto vigencia sería utilizar la encuesta de satisfacción para la creación de una campaña publicitaria del colegio, ya que eso no fue informado en la leyenda.


Cuando una institución decide hacer un nuevo uso de los datos, está obligada a informarlo a todas y cada una de las personas involucradas y solicitar nuevamente su autorización por escrito.


Para respetar siempre el aspecto vigencia, es aconsejable que toda política de privacidad concluya con la fecha de su última actualización, de esa manera las personas sabrán cuáles son las condiciones de utilización vigentes.


5. Privacidad


Preservar la información que está en manos de la institución educativa para proteger la privacidad de cada estudiante, familia, profesor y colaborador. Los colegios deben ser conscientes de que tienen entre sus manos información delicada y sensible que no puede estar en manos de cualquier persona o difundiéndose sin el consentimiento del titular.


Por ejemplo, un resultado de análisis clínicos es un dato protegido por la ley y ninguna persona tiene el derecho de divulgarlo fuera de los fines para los cuales el documento fue entregado, en este caso, para autorizar la inasistencia de un alumno o colaborador.


Esto significa que, al expedir constancias de inasistencia médica de estudiantes o profesores, no se debe escribir o contar detalles de enfermedades o sintomatologías, ya que se estaría violando su derecho a la privacidad.


Hombre sostiene tablet de la cual salen íconos de personas con candados
Los aspectos éticos también se aplican al aspecto digital

Requerimientos para cuidar la privacidad de los datos en colegios


Para cuidar y proteger la privacidad de las personas, los centros educativos deben cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Proteger el acceso no autorizado a datos privados o personales.

  • No permitir el uso inapropiado de cualquier información por parte del personal de un colegio.

  • No tolerar la divulgación de datos personales a manera de chismes de oficina.

  • Inspeccionar y corregir cualquier vulnerabilidad que ponga en riesgo la integridad de los datos resguardados por el colegio, por ejemplo, tener información en archiveros sin llave.

  • Designar personas responsables de la protección y resguardo de los datos.


6. Apertura


Permitir que las personas puedan solicitar libremente cambiar, actualizar o eliminar sus datos personales, siempre y cuando esto no afecte ningún trámite o proceso obligatorio ante las leyes en materia de Educación.


Existen algunos datos resguardados por centros educativos que no son de carácter oficial y que, por tanto, las personas pueden tener la libertad de modificar o eliminar.


Es muy importante tener esto presente, ya que existen colegios que caen en prácticas abusivas como obligar a un estudiante a responder una encuesta o a entregar información personal no indispensable como sus perfiles en redes sociales. La apertura es un aspecto ético de gran relevancia que debemos respetar.


Espero que estos 6 aspectos éticos te ayuden a evaluar y optimizar la manera en que tu centro educativo gestiona actualmente los datos de las personas. Recuerda que, si alguno de ellos necesita mejoras, es momento de tomar acciones y prevenir futuros inconvenientes.



64 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe notificaciones cada vez que publiquemos 

¡Muchas gracias por suscribirte!

bottom of page