top of page
Libro "Marketing digital para instituciones educativas" de Juan Manuel Manes y Aarón Rosette
  • Foto del escritorAarón Rosette

Colores corporativos para centros educativos

Actualizado: 11 mar 2023

Te mostramos los 4 pasos para elegir o evaluar tus colores institucionales.

Pantones sobre una mesa de trabajo

Una marca educativa está compuesta por valores, acciones e identidad visual. Estos 3 elementos deben ser acordes entre ellos para lograr una congruencia institucional.


El elemento más importante son los valores, y es desde aquí que muchísimos colegios (y empresas de otros sectores) cometen el primer error.


Los valores deben ser reales para que nuestros alumnos y sus familias puedan experimentarlos todos los días a través de nuestro servicio educativo.


Un valor que no se traduce en acciones es un valor falso, una mentira que nos hemos inventado.


Otro error que he visto con frecuencia es usar valores que son una obviedad. El mejor ejemplo de ello es “amabilidad”. Una empresa que usa la “amabilidad” como valor, está diciendo que la competencia es grosera.


Ser amable no es un diferenciador, porque es una actitud que cualquier cliente o alumno espera recibir cuando contrata un servicio. Algo similar sucede con la palabra “honradez”.


Te preguntarás ¿porque estoy hablando de valores en un post dedicado a los colores institucionales? La respuesta simple: porque debemos partir de los valores para elegir nuestra paleta de colores corporativos.


¿Cómo elegir colores institucionales?


Paso 1. Parte de tu valor principal


Una vez que tienes tus valores, deberás tomar el valor principal y proyectarlo a través de un color.


5 pantones sobre una hoja blanca
Los colores deben partir de los valores y personalidad del colegio

Evita usar la psicología del color, que demasiado daño le ha hecho al Marketing y al Diseño.


Esa idea de que los colores se asocian con emociones es de carácter cultural, lo que significa que las convenciones cambian de un país a otro y con el paso del tiempo.


Entre el siglo XVIII y XIX todos los bebés eran vestidos de color rosa sin importar su sexo; fue hasta después de la Primera Guerra Mundial que se popularizó la idea de que el rosa es para niñas y el azul celeste para niños.

Es más profesional que utilices la teoría del color, que divide a los colores entre cálidos y fríos a través de un círculo cromático. La psicología del color déjasela a las revistas de entretenimiento ligero.


La teoría del color es mucho más efectiva porque se centra en aspectos técnicos como el contraste, la saturación, el brillo y la armonía, aspectos que sí tendrán un impacto real sobre el diseño.


Créeme que esos elementos te serán mucho más provechosos que pensar que el rojo es pasión, y el azul confianza.


Paso 2. Analiza los colores de tus competidores directos


No debemos olvidar que lo más importante de cualquier identidad visual es diferenciarnos. Así que te recomiendo que analices cuál es la tendencia de colores en el sector educativo de tu país.


Por ejemplo, en México, el color que predomina en los logos de escuelas es el azul.


Identifica los colores de tu competencia directa, es decir los centros de tu zona. Es importante seleccionar un color diferente para darnos a notar y evitar parecernos a otras escuelas.


Es por este segundo paso que te advertía de no ser presa de la psicología del color, ya que si caes en esa trampa es muy probable que tus colores terminen pareciéndose a los de tu competencia.


Sí la mayoría de las escuelas se mueven en un mismo terreno cromático, es mejor que te vayas a otro. No tengas miedo a ser diferente y disruptivo.


Te recomiendo usar la rueda cromática de Adobe para encontrar el color que más te convenga. Es muy fácil de usar y te ayudará a entender mejor la teoría del color.



Rueda de color de Adobe
Rueda de color de Adobe

Una vez hayas decidido cuál será tu color principal, es momento de pasar al siguiente paso.


Paso 3. Elige colores análogos


El color análogo es cercano al color principal y te servirá para darle variación a tus diseños, pero sin alejarte tanto del color protagónico. Puedes usar 1 o 2. Incluso hay marcas educativos que utilizan hasta 3 análogos.


Otra herramienta que puedes aprovechar es el generador de paletas de colores Coolors.



Paso 4. Elige un color complementario


El color complementario es necesario para generar contraste.


Para localizarlo en la rueda cromática de Adobe, selecciona la opción “complementarios” en la lista de reglas de armonía.


Este color es particularmente útil para resaltar botones en tu sitio web o para resaltar elementos en tus diseños.


¿Cuántos colores corporativos debe tener un colegio?


Las paletas de colores corporativos necesitan al menos 3 colores, aunque la mayoría de las paletas utilizan 5. El límite es no exceder los 7, ya que se podría diluir la identidad visual de tu marca educativa.



Referencias


Elio Estudio (2016) El color comunica: cómo elegir colores corporativos.


Bhattacharjee, Puja (2018) ¿En qué momento el color rosa se volvió femenino? Expansión.

1582 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe notificaciones cada vez que publiquemos 

¡Muchas gracias por suscribirte!

bottom of page