top of page
banner_mi_lider_soy_yo_3920x600.gif
  • Foto del escritorAarón Rosette

¿Cómo escribir una conferencia o ponencia perfecta?

Actualizado: hace 2 días

Puntos clave:

  • Identifica las seis cualidades esenciales de una conferencia poderosa que cautive a la audiencia.

  • Establece un objetivo claro para tu conferencia, asegurándote de que cada elemento del discurso contribuya a este objetivo.

  • Utiliza técnicas como mapas mentales y la construcción de anécdotas para organizar y enriquecer tu presentación.

  • Aplica la secuencia motivadora de Monroe para estructurar tu mensaje y asegúrate de que la pasión sea el núcleo de tu discurso.


Una mujer con micrófono en un escenario gestualiza con la mano ante un fondo azul y negro.

Las conferencias y ponencias son algo frecuente en Educación. Y aunque nuestro papel no sea estar en un aula, sin duda habrá momentos en los que tengamos que hablar frente a una audiencia a nombre de la institución.


Es por ello, que te compartiré algunas enseñanzas que he aprendido del libro “Ideas que Pegan” de Chip y Dan Heath (2016) y que me han servido para construir discursos altamente efectivos.

Las seis cualidades de un discurso inolvidable


Comencemos entendiendo las seis características de un mensaje memorable que resuena en la mente y corazones de las personas.


1. Sencillez


La clave para una comunicación efectiva es mantener el mensaje simple y enfocado. Define claramente el propósito de tu ponencia: ¿Quieres informar, persuadir, motivar o instruir?


Por ejemplo, si tu objetivo es persuadir a los padres para que participen más en las actividades escolares, centra tu discurso en este único objetivo.


2. Sorpresa


Utiliza elementos sorprendentes para captar la atención. Por ejemplo, podrías empezar tu ponencia con una estadística sorprendente o una historia poco conocida que esté relacionada con tu tema.


3. Concreción


Es fundamental ser específico y tangible. Por ejemplo, en lugar de hablar de “mejorar la calidad educativa”, describe medidas específicas como la introducción de nuevas tecnologías de aprendizaje o programas de capacitación para profesores.


4. Credibilidad


Refuerza tu mensaje con datos, estadísticas y ejemplos reales. Como directivo, comparte experiencias personales y casos de éxito de tu colegio para añadir autenticidad a tu discurso.


5. Emociones


Los seres humanos responden a las emociones. Relata historias que generen empatía y habla sobre los retos y logros en la educación de una manera que emocionalmente conecte con tu audiencia.


6. Historias


Las historias son poderosas. Incluye narrativas que tengan personajes con los que tu audiencia pueda identificarse, enfrente desafíos y encuentre soluciones. Asegúrate de que cada historia tenga un contexto claro, un conflicto, una resolución y una lección o moraleja.


Profesionales aplaudiendo en fila en un evento.
Escribe siempre pensando en los intereses de la audiencia.

Definiendo el objetivo de tu conferencia


Antes de ponerte a escribir tu conferencia, es crucial definir un objetivo que sea simple, directo y activo. Piensa en qué deseas lograr con esa ponencia.


¡Ojo!, no es lo mismo impartir una conferencia sola, que ser parte de un evento más grande como un congreso o un simposio. Para estos casos, es fundamental conocer el objetivo general del evento, pues tu conferencia debería abonar al mismo y no plantearse como algo inconexo.


Una vez que hayas definido tu objetivo, este guiará toda tu presentación, asegurando que cada palabra y cada historia contribuyan a este fin.


Por ejemplo, si el objetivo es aumentar la participación de los padres en el proceso educativo, cada elemento de tu discurso debe reforzar este punto.


Conociendo y centrándose en la audiencia


Otra cosa que te será de gran ayuda es conocer el perfil de la audiencia, ya que al conocer cómo son y qué esperan del evento, podrás crear un discurso que satisfaga esas expectativas.


¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus preocupaciones, necesidades y expectativas? Por ejemplo, si te diriges a un grupo de padres, centra tu discurso en cómo pueden contribuir al éxito académico de sus hijos. Si te diriges a un grupo de educadores, enfócate en estrategias de enseñanza innovadoras.


No hay nada peor que terminar hablando de temas que no vienen al caso y que a ninguno de los presentes les interesa escuchar.


Técnicas para preparar una conferencia


Mapa mental y selección de contenidos


Comienza creando un mapa mental con todas tus ideas. Luego, con un marcador, resalta las ideas que consideras que más resonarán con tu audiencia.


Con otro color, marca aquellas ideas que crees son esenciales para alcanzar tu objetivo. Esto te ayudará a eliminar lo superfluo y concentrarte en lo esencial.


Es normal que nos emocionemos en nuestras primeras conferencias y queramos desarrollar los temas con profundidad y hablar de muchas cosas. Sin embargo, el tiempo de atención es limitado y tenemos que aprender a saber guardar algunas de nuestras ideas en un cajón.


Historias o anécdotas efectivas


Toda buena conferencia incluye una excelente historia o anécdota. Para garantizar que tu relato sea efectivo, asegúrate de que este incluya cinco elementos esenciales.


Contexto: Establece el escenario de tu historia para que la audiencia pueda visualizarlo.


Personajes: Introduce personajes con los que tu audiencia pueda identificarse.


Problema: Describe un desafío o conflicto que necesite resolución.


Solución: Ofrece una resolución al problema presentado.


Moraleja o Enseñanza: Concluye con una lección o moraleja que refuerce tu mensaje principal.


Un hombre dando una charla ante una audiencia y una cámara.
Incorporar historias o anécdotas ayuda a mantener la atención.

La secuencia motivadora de Monroe


¿Cómo saber si la conferencia que estamos escribiendo es realmente buena?


Para ello, podemos aplicar la secuencia motivadora de Monroe (1999), una técnica para evaluar la calidad de nuestras ponencias.

Esta secuencia afirma que un discurso motivador consta de 5 etapas:


1. Captar la Atención


Debes iniciar siempre con un hecho interesante, una pregunta desafiante o una historia cautivadora. Las primeras frases de un conferencista son determinantes en la opinión de los espectadores.


Cambia el típico “Buenos días, tardes o noches” por una frase que sorprenda y, una vez que tengas la atención de las personas, preséntate brevemente.


2. Saber crear una necesidad


El paso dos es demostrar por qué el tema es importante para tu audiencia. Ya que esa necesidad les hará incrementar su interés. Vende el tema antes de desarrollarlo y tendrás mejores resultados.


3. Satisfacer la necesidad


Ya creaste la necesidad, ahora presenta soluciones o respuestas a ello. Dejar a la audiencia preocupada o desesperanzada es el peor recuerdo que podría dejar cualquier conferencia.


4. Visualizar el futuro


No basta con mostrar una solución, necesitas también brindar esperanzas. Describe cómo se beneficiará la audiencia si adoptan tus propuestas. Puedes apoyarte en datos o cifras para reforzar este mensaje.


5. Motivar a la acción


Llamado claro a la acción, guiando a la audiencia sobre qué hacer a continuación. Procura que este llamado esté cargado de emotividad y fuerza al final. Podrías rematar el cierre con una frase poderosa e inspiradora.


La pasión como elemento clave


Recuerda, el éxito de tu participación dependerá de cuán bien conectes con tu audiencia y de cuán claramente transmitas el mensaje central. Si te apasiona hablar del tema y disfrutas aprender de él, entonces estás en el camino correcto.


Evita aceptar cualquier ponencia sobre asuntos que no despiertan en ti ese fuego interno. Por mucho que te esfuerces en hacerlo bien, si no amas con locura el asunto, te será difícil lograr una conexión genuina con tu audiencia.


Si bien todas estas técnicas pueden ayudarte, créeme que nada te servirá más que sentir pasión auténtica por lo que comunicas.


Te invito a aplicar estos consejos en tu próxima oportunidad de hablar en público. Después, nos encantaría escuchar sobre tus experiencias. ¿Qué técnicas funcionaron mejor para ti? ¿Cómo respondió tu audiencia?


Comparte tus historias y aprendizajes con nosotros y con otros directivos de colegios. Juntos, podemos enriquecer el arte de la comunicación en el sector educativo.




Referencias


Heat & Heat. (2016). Ideas Que Pegan: Por Qué Algunas Ideas Sobreviven y Otras Mueren. Lid Editorial. 297 págs.


Monroe et al. (1999). Principles and Types of Speech Communication. Allyn & Bacon. 434 págs.

273 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe notificaciones cada vez que publiquemos 

¡Muchas gracias por suscribirte!

bottom of page