top of page
banner_mi_lider_soy_yo_3920x600.gif
  • Foto del escritorAarón Rosette

8 cosas que un docente no debe publicar en sus redes sociales

Actualizado: 27 mar

Puntos clave:

  • Entiende la importancia de manejar las redes sociales con ética y profesionalismo como educador.

  • Conoce las 8 publicaciones que los docentes deben evitar para mantener una imagen profesional en línea.

  • Aprende a configurar la privacidad y a diferenciar entre cuentas personales y profesionales.

  • Descubre cómo los profesores pueden guiar a sus alumnos en el uso responsable de las redes sociales.


Una mujer pensando con íconos de redes sociales dibujados alrededor.

Quienes nos dedicamos a ser profesores, debemos tener siempre presente la responsabilidad que esto implica, ya sea por nuestro papel como formadores de nuevas generaciones, o por el compromiso de representar a una institución educativa que ha confiado en nosotros a nivel profesional.


La obligación de conducirnos con ética y sensatez aplica también al mundo digital, especialmente en espacios de alta visibilidad pública como las redes sociales.


Es fundamental, manejar estas plataformas con cuidado para mantener una imagen profesional y respetar la privacidad y la confianza de alumnos, colegas y la comunidad educativa.


8 publicaciones que un maestro debe evitar en redes sociales


A continuación, se detallan ocho cosas que los docentes no deben publicar en sus perfiles de redes sociales, ofreciendo consejos prácticos para proyectar una imagen favorable para la persona y para la institución que lo respalda.


1. Fotografías consumiendo alcohol


La imagen que proyectas en redes sociales puede influir significativamente en cómo te perciben los padres de tus alumnos y la comunidad educativa. 


Publicar fotos en las que apareces consumiendo alcohol puede parecer juguetón e inocente, pero podría cuestionar tu idoneidad como modelo a seguir para tus estudiantes.


2. Imágenes o vídeos de alumnos sin autorización


Publicar fotos o videos de tus alumnos sin el consentimiento explícito de ellos o de sus padres puede violar las normativas de privacidad y generar desconfianza en tu capacidad para proteger la información personal de los estudiantes. Esto es aún más grave cuando se trata de estudiantes menores de edad.


Sé que en ocasiones queremos compartir nuestra satisfacción ante una actividad o proyecto exitoso en el aula, pero debemos hacerlo de la manera correcta y sin afectar el derecho a la privacidad de terceros.

Lo mismo aplica a grabar videoconferencias o clases en línea sin autorización de los participantes.


3. Problemas internos de la institución


Discutir o ventilar asuntos internos del colegio en nuestras redes sociales no solo es poco profesional, sino que también puede violar las políticas de confidencialidad de tu institución. Expresar quejas o problemas internos en un foro público puede dañar la reputación del colegio y la tuya propia.


Lo mismo aplica a darle like o compartir cualquier publicación o comentario que pueda dañar el buen nombre de la institución o de algún colega o compañero de trabajo.


Publicar mensajes que contengan indirectas o comentarios negativos sobre colegas o alumnos puede crear un ambiente hostil y afectar las relaciones profesionales y la dinámica en el aula.


Tres personas mirando un teléfono móvil juntas.
Los alumnos se percatan de lo que publican sus profesores en redes sociales.

4. Opiniones polémicas o controversiales


Si bien tienes derecho a expresar tus opiniones personales, manifestarlas de forma vehemente en redes sociales puede alienar a miembros de tu comunidad educativa que poseen diferentes puntos de vista, afectando así la relación de respeto mutuo necesaria en el ámbito educativo.


Evita entrar en temas que puedan ofender a colegas, o hacerlos sentir discriminados o rechazados. Recuerda que tu libertad para opinar termina donde comienza el derecho de otros a ser respetados o reconocidos.


5. Contenido inapropiado o vulgar


Publicar contenido que incluya lenguaje ofensivo, comentarios despectivos o material inapropiado no solo cuestiona tu profesionalismo, sino que también puede ser motivo de sanciones disciplinarias o legales.


Lo mismo aplica a darle like o compartir contenido grotesco, sexualmente sugerente o con violencia gráfica o verbal. Las personas que te siguen se darán cuenta de que esa clase de publicaciones conectan emocionalmente contigo.


Ver a un profesor o profesora comportándose como adolescentes en redes sociales no hablará bien de ellos ni de toda la institución.


6. Plagio o contenido no autorizado


Compartir contenido sin dar crédito al autor original o sin obtener los permisos necesarios puede infringir los derechos de autor y reflejar una falta de integridad académica y profesional.


Tampoco compartas materiales ilegales como libros piratas o copias no autorizadas de documentos académicos o de investigación. Si bien, tu intención puede ser buena, estarías cometiendo un delito.


7. Publicaciones que contravengan las políticas del colegio


Es crucial estar al tanto de las políticas de tu institución respecto al uso de redes sociales y asegurarte de que tus publicaciones no las infrinjan. Esto incluye normas sobre la interacción en línea con estudiantes y la representación de la institución en el ámbito digital.


Al aceptar un contrato con una institución, accedemos voluntariamente a respetar los valores y códigos de ética de la misma, por tanto, tus publicaciones deberían estar en sintonía.


8. Detalles de tu vida personal que puedan afectar tu imagen profesional


Si bien es normal querer compartir aspectos de tu vida personal, considera cómo estas publicaciones pueden ser percibidas por tus alumnos, sus padres y tus colegas.


Detalles minuciosos sobre tu vida amorosa, fiestas, o cualquier actividad que pueda ser malinterpretada deberían mantenerse en privado.


Hay cosas que es mejor reservar para nuestro círculo cercano de amigos y familiares. No hay ninguna necesidad de hacer partícipes a padres o alumnos de asuntos tan personales e íntimos.


Una mujer trabajando en su escritorio con un portátil, un teléfono móvil y una taza de té.
Antes de publicar, analiza el posible impacto del contenido.

Consejos para mantener una presencia en línea profesional


Piensa antes de publicar


Reflexiona sobre cómo tu publicación puede ser interpretada por diferentes audiencias. Si ves todo bien, publícala.


Configura la privacidad de tus cuentas


Asegúrate de que tus configuraciones de privacidad estén ajustadas para controlar quién puede ver tus publicaciones.


Separar cuentas personales y profesionales


Considera tener cuentas separadas para tu vida personal y profesional. En las cuentas personales, evita aceptar a tus alumnos, padres de familia o colegas del trabajo.


Educa sobre ciudadanía digital


Usa tu experiencia para educar a tus alumnos sobre cómo manejar sus propias redes sociales de manera responsable y segura.


Si tienes dudas, consulta con colegas


Si no estás seguro sobre la conveniencia de publicar algo, pide la opinión de un colega de confianza.


Las redes sociales son una extensión de tu identidad profesional. Lo que publicas puede tener un impacto significativo en cómo te perciben tus alumnos, sus padres y tus colegas.


Adoptar un enfoque reflexivo y profesional hacia lo que compartes en línea te ayudará a construir y mantener la confianza y el respeto dentro de tu comunidad educativa.



Entradas relacionadas

Ver todo

1 Kommentar

Mit 0 von 5 Sternen bewertet.
Noch keine Ratings

Rating hinzufügen
Juan Manuel Manes
Juan Manuel Manes
03. März
Mit 5 von 5 Sternen bewertet.

Excelente y exhaustiva guia para buenas prácticas en el uso de redes por los docentes.

Gefällt mir

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe notificaciones cada vez que publiquemos 

¡Muchas gracias por suscribirte!

bottom of page