• Aarón Rosette

Lonas y Pancartas para Colegios

Descubre si tu colegio está utilizando correctamente las lonas y pancartas.

Lona colocada en una reja

Las lonas o pancartas son un importante medio para comunicar la propuesta de valor de nuestro centro educativo. Muchos colegios utilizan este formato para darse a conocer en una zona geográfica; sin embargo, se suelen cometer errores en su uso.


A continuación, analizaremos algunas de las fallas más frecuentes en el uso de lonas o pancartas para colegios.


Errores en lonas y pancartas de centros educativos


Tener demasiado texto


No debemos olvidar que este formato está pensado para ser visto por vehículos en movimiento y personas en tránsito, es por ello se coloca en lugares con alto flujo vehicular como avenidas principales, parques o centros comerciales.


Gran parte de las personas que mirarán la pancarta lo harán por unos pocos segundos, entonces no tiene sentido llenarlas de texto, pues además de que el diseño se ve poco profesional, las personas no van a dedicarle más tiempo de lo necesario.


Deja de llenar de texto tus lonas. No es un medio adecuado para mensajes largos.


¿Cuánto texto debe tener una pancarta?


Una buena manera de calcular el porcentaje de texto adecuado es dividir de forma imaginaria nuestro diseño en cuatro partes. Cada cuarto representará un 25% del total de la imagen.


La regla dice que un anuncio no debería tener más de 20% de texto. Eso significa que todo tu texto debería caber dentro de un cuarto y sobrarle espacio.


Muchos anuncios muy parecidos dentro de un supermercado
Una buena lona destaca de entre las demás

Utilizar las mismas promesas que todos los colegios


El problema no solo es la cantidad de texto, sino la calidad de este. Gran parte de las lonas que diseñan los colegios utilizan siempre las mismas frases y prometen las mismas cosas: calidad académica, certificaciones, clases de inglés, talleres, innovación educativa, etc.


Una pancarta exige síntesis, pero también creatividad a la hora de escribir el copy. Deja de anunciarte con las mismas frases que tu competencia. El objetivo de la publicidad es diferenciarnos, no vernos igual que el resto.


Tener más de un punto de atención


No solamente se cometen errores con los textos, también con las imágenes. Una de las fallas más usuales es no tener un solo punto de atención, es decir tener varias fotografías a manera de collage dentro de una lona.


Los formatos espectaculares deben tener un solo punto focal para que la atención del transeúnte se concentre en aquello que queremos que observe.


Lo más recomendable es que la imagen ocupe la totalidad del diseño y el punto focal esté en el texto principal, el cuál no debería exceder las 4 palabras.


Mientras más simple y limpia sea nuestra pancarta, más efectivo será el mensaje.


Imágenes genéricas que no llaman la atención


Las lonas se colocan en entornos transitados que suelen estar rodeados de muchos distractores, es por ello que debe ser visualmente atractiva y poderosa.


La imagen que elijamos debe capturar la atención de las personas y opacar cualquier otro mensaje que pudiera haber en el entorno. Lograr esto no es nada fácil. Se requiere de una fotografía atrayente y seductora de miradas.


Evitemos utilizar fotos bajadas de bancos digitales de imágenes. Si bien son herramientas muy útiles, no son recomendables para campañas publicitarias. Las personas esperan ver tu colegio, tus instalaciones, tus profesores y tu alumnado.


Las instituciones educativas serias y prestigiadas invierten recursos de manera considerable en producción audiovisual y servicios fotográficos profesionales para mostrar siempre su mejor cara. Si quieres proyectarte como una escuela seria, necesitas mostrar una calidad acorde a ello.


No uses imágenes tomadas con celulares por personas que no se dedican profesionalmente a la fotografía. Así como no pondrías a cualquier persona a dar clase, tampoco lo hagas con otras profesiones.


Difícilmente podrás ver mejoras en tu colegio sin invertir en hacer las cosas con la calidad debida.


Imágenes que no son congruentes con el mensaje


Revisa muy bien que el mensaje que emite la fotografía este acorde con el texto. Por ejemplo, si prometes “atención personalizada”, no deberías poner una foto con varios alumnos.


Si tu escuela promete “innovación”, no deberías colocar fotos que te muestren como un colegio tradicionalista.


Analiza siempre como la imagen y el texto se complementan entre sí. En caso de existir incongruencias, debes cambiar alguno de estos elementos.


Fachada de una galería con banners coloridos
Diseña cada pancarta de acuerdo a las condiciones del espacio

Exceso de datos de contacto


Limítate a colocar el nombre de tu colegio y tu logo, eso será suficiente para que las personas te identifiquen y posteriormente te busquen en internet.


Recuerda que los espectaculares son para vehículos y personas en movimiento, por lo tanto, no tiene sentido poner tu dirección, el correo electrónico o tu teléfono.


Mientras tengas presencia en Google, ten por seguro que te encontrarán.


No cuidar la calidad de la impresión


Deberás tener una lista de proveedores que ofrezcan y garanticen calidad en la impresión y los materiales. Las lonas baratas suelen ser menos resistentes o estampar imágenes que no respetan los colores originales del diseño.


No te vayas por la opción más económica. Analiza a tus proveedores y elige siempre aquellos con mejores imprentas y con mayor profesionalismo en las fechas de entrega e instalación.


No retirar la lona a tiempo


Después de que las lonas se instalan, no puedes olvidarte de ellas. No permitas que el nombre de tu institución o tu logotipo esté en una pancarta rota o descolorida por el sol.


Una lona en malas condiciones comunica descuido, desinterés y falta de supervisión. Si las retiras a tiempo, evitarás que tu institución sea asociada con estas ideas negativas.


Otro tema importante es qué pasará después de que la lona sea retirada. Lo más saludable para tu imagen institucional es supervisar el destino final de cada una de ellas. Tienes que controlar en dónde terminarán y cuál será el uso que se le darán a esos desechos.


Pancartas de gran tamaño implican una gran inversión económica, por lo que cualquier posibilidad de reutilización significará un importante ahorro.


Sin embargo, debes de ser consciente de ello desde su diseño y conceptualización a fin de no colocar elementos temporales o que puedan perder vigencia en un corto lapso.


Espero que estos consejos te ayuden a mejorar tus campañas publicitarias para medios espectaculares. Si necesitas ayuda, siempre puedes contactarnos.



110 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo