• Aarón Rosette

OXITOBRANDS PARA COLEGIOS

Actualizado: hace 2 días

El marketing emocional ofrece mejores resultados que el tradicional.

Juego "trés en línea" en el que unas figuras con forma de corazón forman una línea

¿QUÉ ES UNA OXITOBRAND?


El término “Oxitobrands” hace referencia a la oxitocina, mejor conocida como “hormona del amor”, y a la palabra en inglés “brand”, que significa “marca”.

Los colegios son marcas que promueven valores positivos y establecen la promesa de formar seres humanos preparados para el entorno laboral con competencias, habilidades y sentido ético.


Si una institución educativa se compromete y esfuerza en cumplir dicha promesa, se convertirá en una marca sólida.

gif

Sin embargo, para el especialista en branding, Marcelo Ghio, las estrategias de posicionamiento de marca no deben conformarse únicamente con cubrir expectativas; también deben superarlas brindando experiencias felices y placenteras durante dicho proceso.


“La victoria se alcanza en el corazón de las personas”, declara Ghio en su libro “Oxitobrands. Marcas humanas para un mercado emocional”, donde asegura que el marketing emocional es mucho más efectivo que el tradicional, en la guerra por llegar al top of mind que libran las instituciones educativas.


La oxitocina es una de las principales responsables en el mejoramiento de las relaciones humanas. Se genera de forma natural por nuestro organismo cuando realizamos acciones que nos gustan.

Esta hormona actúa sobre las principales emociones humanas, principalmente aquellas que se relacionan con el placer, el amor, la alegría, el bienestar y la confianza.


El concepto “Oxitobrands” se refiere a una nueva categoría de marca que además de cumplir con su promesa, ofrece experiencias de alto valor emocional.


Se refiere a aquellos colegios que se preocupan todos los días por brindar experiencias positivas tanto a padres como alumnos.

Estas marcas educativas construyen un círculo de afectos compartidos entre la escuela, los alumnos y sus familias. Para que esto sea una realidad, las escuelas tienen que ejecutar acciones concretas para satisfacer a todas las personas que participan de la institución, sin dejar de lado a los maestros y el personal administrativo.


En una mesa vemos unos collores y una hoja con un corazón dibujado
Es importante ofrecer experiencias positivas también a nuestros maestros y personal

La clave esté en actuar diariamente para generar vivencias positivas diarias, y no quedarse únicamente en el terreno de las intenciones y los buenos deseos.


Las oxitobrands son marcas que, al proponer una experiencia vivencial positiva, crean un vínculo más íntimo y duradero con sus alumnos.


Enamorar a través de la experiencia institucional no es una tarea fácil, requiere de una gestión consistente y empática capaz de articular de manera homogénea la cadena de experiencias que acontecen en todos los espacios. Esta homogenización de la experiencia es la clave para el éxito de una oxitobrand.


Si un colegio se limita a cuidar únicamente la experiencia en el aula, pero no atiende la experiencia administrativa o de servicios complementarios, generará una vivencia contradictoria para el alumno.

Si logramos que la experiencia positiva sea integral y abarque todas las áreas de nuestra institución, provocaremos respuestas bioquímicas que favorecerán vínculos emocionales que se traducirán en preferencia y lealtad hacia el colegio.


Una chica vestida con una toga y birrete morado está feliz porque se está graduando
El amor hacia nuestro colegio no es algo fácil de lograr

Apostar por un marketing más emocional y menos racional, también implica la realización de campañas publicitarias más emotivas, que aludan al sentimiento de pertenencia institucional.


Los mensajes que hablan de precios o presumen la calidad de los servicios educativos, son menos persuasivos que aquellos que se dirigen a las emociones de los padres y alumnos. A mayor emoción, mayor conexión; es la nueva regla del marketing.

Las estrategias de branding que no hagan uso de los afectos para comunicarse con las nuevas audiencias están destinadas al fracaso y al olvido. Por encima de cualquier segmentación de mercado, los públicos de hoy comparten una profunda necesidad de sentirse queridos y escuchados.


Los colegios que sepan estimular el ego y la autoestima de sus alumnos lograrán relaciones más duraderas y estables. Hablarle a las emociones te dará mejores resultados que cualquier descuento o promoción.


Un letrero de luces neon que dice "Love"
Las campañas emotivas suelen ser más recordadas

¿LES HAS PREGUNTADO A TUS ALUMNOS CÓMO SE SIENTE DENTRO DE TU COLEGIO?


¿LES HAS PREGUNTADO QUÉ SIENTEN POR TU INSTITUCIÓN?


Estas preguntas son una buena manera de comenzar a cambiar nuestra visión tan racional de la Mercadotecnia Educativa y empezar a transformarnos en una “Oxitobrand”.


Tus alumnos quieren ser escuchados, sentirse respaldados y tomados en cuenta. Comprométete de forma honesta en hacerlos sentir mejor, eso incrementará el amor hacia tu colegio.

Preocúpate por saber cómo se sienten en cada clase y dentro de tus instalaciones, y qué podrías hacer para hacer más placentero el tiempo que pasan en ellas.


Antes de decidir implementar algún cambio o incorporar algún nuevo servicio, deberías preguntarles si eso es realmente lo que desean.


Hoy en día, amar es más importante que comprar. Si logramos conectar con las emociones de manera franca y sincera, habremos superado el mayor desafío del branding. Somos más que números, somos seres humanos en busca de afecto.


gif

Referencias


Ghio, Marcelo

"Oxitobrands. Marcas humanas para un mercado emocional"

2019.

35 vistas0 comentarios