Buscar
  • Aarón Rosette

PANDEMIA AUMENTA DESERCIÓN ESCOLAR

Los colegios privados han perdido del 42 al 50% de su alumnado debido al fracaso de las clases en línea.

computadora obsoleta que ya no funciona

Ningún colegio estaba preparado para la pandemia y sus efectos. El COVID-19 no solo puso de cabeza a los sistemas educativos de todo el mundo, también transformó los paradigmas dominantes.


Esta sacudida nos llevó a cuestionar la necesidad de un aula física y nos hizo replantearnos el concepto de aprendizaje, el rol de los docentes y el papel de la tecnología en el proceso pedagógico.


Evidentemente, este cambio tan abrupto no tuvo el mismo efecto en todos los países. Hubo naciones mejor preparadas que otras, tanto en lo tecnológico como en lo referente a sus políticas educativas.


La pandemia evidenció las fallas, deficiencias e inacciones de aquellos gobiernos que durante años descuidaron sus sistemas educativos.

El COVID puso el dedo en la llaga en aquellos colegios que por décadas se rehusaron a la digitalización. Los escuelas más tradicionalistas y aferradas a paradigmas tradicionales de docencia son los que más han padecido las consecuencias de la pandemia.


Alumna estresada por sus clases en línea
La resistencia al cambio ha complicado la situación emocional de muchos maestros

Digitalizarse o morir


Algunas instituciones educativas tomaron acciones oportunas durante los primeros meses de confinamiento. La implementación de plataformas para aprendizaje en línea, la capacitación de maestros y alumnos y la incorporación de servicios digitales, ayudaron a estos colegios a enfrentar mejor la crisis.


Por otra parte, hubo colegios que se quedaron cruzados de brazos y a la espera de un regreso a la normalidad que al parecer nunca llegará. Estas escuelas perdieron un tiempo muy valioso de preparación que pudo haberles ayudado a mantener a flote el valor de su servicio educativo.


En México, la mayoría de los colegios tanto públicos como privados fueron víctimas de una falta de planeación, miedo a la tecnología, poca capacitación de profesores y desatención de alumnos y padres de familia. El resultado fue un incremento en los niveles de deserción escolar.

Aún antes de la pandemia, la deserción de alumnos ha sido un problema constante en la Educación en México. Pero al llegar el COVID y combinarse con la falta de acciones y los problemas estructurales y pedagógicos, el incremento en el abandono de estudios fue exponencial.


5.2 millones de estudiantes abandonaron las aulas virtuales, el principal motivo es la percepción de que las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje. Esta idea de que las clases en línea han sido un fracaso la comparten el 26.6% de las familias de estudiantes desertores.


Muchos alumnos están insatisfechos con sus clases en línea

¿Por qué hay alumnos y padres insatisfechos con las clases en línea?


Principalmente porque muchos colegios creyeron que trasladando el modelo de clase presencial a un formato de videoconferencia sería suficiente para aguantar mientras el virus desaparecía mágicamente y todos regresábamos a nuestras aulas.


Por supuesto el virus no desapareció, la normalidad nunca regresó y las clases presenciales no funcionaron en el mundo digital.


Los profesores no recibieron la capacitación necesaria para adaptarse al mundo digital, y entender que los largos monólogos frente a una presentación en PowerPoint no funcionan en la educación a distancia.

No es casualidad que las videollamadas gratuitas de Zoom tengan un tiempo máximo de 40 minutos. Es imposible lograr que los alumnos puedan permanecer más tiempo atentos a un discurso, sobre todo estando en casa rodeados de distractores.


Es difícil prestar atención a una videoconferencia por más de 40 minutos

La deserción escolar en México se incrementó con la pandemia


Según la Encuesta para la medición del impacto COVID-19 en la Educación (ECOVID-ED) del INEGI, 33.6 millones de personas de 3 a 29 años ya no se inscribieron al ciclo escolar 2020-2021.


A la idea de que las clases en línea son poco funcionales, se suma el factor económico agravado por la pandemia y la falta de recursos para adquirir computadoras y conexión a internet.


La Asociación Nacional de Escuelas Privadas (ANEP) declara que los colegios privados en México perdieron del 42 al 50% de sus alumnos. Esto ha provocado el cierre de varias instituciones y el consecuente despido de maestros.


“En México, 4 de cada 10 maestros han perdido su empleo”. Fuente: ANEP.

gif

Lejos de concentrarse en digitalizar sus servicios, diversificar su oferta educativa, capacitar a su personal docente y adaptar sus contenidos al nuevo lenguaje de la educación en línea, muchos colegios decidieron que la mejor vía para salir de la crisis era presionar al gobierno para obligar el regreso a clases presenciales.


En un momento crítico donde la proliferación de nuevas variantes del virus amenaza los esfuerzos en el desarrollo de vacunas, la miopía de los colegios privados es el pináculo de la negación de la realidad.


La célebre frase “Renovarse o morir”, del filósofo español Miguel de Unamuno, queda perfecta para este momento. Podríamos adaptarla y afirmar que “Digitalizarse o morir” es la sentencia que pende sobre la cabeza de muchos colegios.



#MKTedu #MercadotecniaEducativa #MarketingEducativo


Referencias


https://www.elheraldodesaltillo.mx/2021/03/21/por-pandemia-pierden-colegios-privados-50-de-alumnos/


https://politica.expansion.mx/mexico/2021/03/24/voces-covid-19-incremento-el-abandono-escolar-en-mexico-5-2-millones-dejaron-escuela

22 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo