top of page
banner_mi_lider_soy_yo_3920x600.gif
  • Foto del escritorAarón Rosette

Uso indebido de IA en la creación de contenidos para colegios

Actualizado: 11 feb

Guía para un uso responsable de ChatGPT en la creación de contenidos promocionales y publicitarios para centros educativos.


Una persona usa una computadora con una aplicación de chat de IA en la pantalla.

La irrupción de la inteligencia artificial (IA), especialmente a través de herramientas como ChatGPT, ha abierto un mundo de posibilidades para la creación de contenidos para la promoción de servicios educativos.


Sin embargo, su uso indebido puede acarrear riesgos y desafíos que las escuelas deben conocer y manejar con precaución.


En este artículo, exploraremos los usos incorrectos de ChatGPT en la creación de contenidos promocionales y ofreceremos consejos para un empleo responsable y efectivo.


Identificando los usos indebidos de ChatGPT


1. Afectaciones a la privacidad y utilización de datos sensibles


Si vas a utilizar ChatGPT para analizar los datos de tu colegio, debes tener en cuenta algunas consideraciones.


En primer lugar, no debe utilizarle para procesar información personal de alumnos o personal, como nombres, direcciones, o detalles médicos.


Esta práctica no solo es éticamente cuestionable, sino que también puede violar regulaciones de privacidad de datos como el GDPR en Europa o la Ley de Privacidad de Información Estudiantil en Estados Unidos.


Introducir esta información en una conversación con ChatGPT equivale a compartir datos con terceros, lo cual es una falta ética y legal grave.


Si vas a procesar datos, estos deben ser anonimizados previamente y carecer de datos privados de naturaleza sensible. Respetar la información de alumnos y profesores es algo que toda institución ética debe hacer.


2. Generación de contenido plagiado


Otro uso indebido común es la creación de contenido que infrinja derechos de autor. ChatGPT puede generar textos basados en una amplia gama de fuentes, pero las escuelas deben ser cuidadosas de no utilizar material protegido sin el debido permiso o citación, lo cual podría llevar a problemas legales y de credibilidad.


Hace algunos meses se puso de moda crear imágenes de IA utilizando marcas como Disney, Pixar, Lego o Funko, pues bien, déjame decirte que este tipo de imágenes representan una afectación a la propiedad intelectual.


Tu colegio debería abstenerse de seguir modas superfluas sin detenerse antes a considerar todas sus posibles implicaciones éticas y legales.


Una mujer sonriente en traje rojo usando un smartphone con una laptop abierta frente a ella.
No compartas datos personales de tus alumnos con ChatGPT

3. Caer en dependencia tecnológica


La dependencia excesiva de ChatGPT para la creación de contenidos puede dar como resultado una falta de originalidad y creatividad.


Es importante que las escuelas fomenten un equilibrio entre el uso de la IA y la creatividad humana, asegurando que los contenidos reflejen la identidad y los valores de la institución.


Si bien estamos frente a herramientas que mejoran muchísimo la productividad, debemos tener mesura en su uso, ya que corremos el riesgo de caer en un estado de dependencia excesiva, con la consecuente pérdida de humanidad de la marca educativa.


4. Generación de información inexacta o imprecisa


Cuando redactamos instrucciones vagas o escuetas, corremos mayor riesgo de recibir una respuesta poco precisa o alejada de nuestra realidad institucional. ¡Cuidado!


Imaginemos que un colegio utiliza ChatGPT para generar publicaciones para sus redes sociales.


Si bien ChatGPT puede producir textos creativos, un día genera una publicación basada en información desactualizada sobre un programa educativo que el colegio ya no ofrece. Esto lleva a confusiones entre los padres de familia y potenciales estudiantes.


Este ejemplo remarca la importancia de revisar y actualizar la información proporcionada a ChatGPT, asegurándose de que refleje con precisión la oferta actual del colegio.


Consejos para la utilización responsable de ChatGPT


Complementar, no reemplazar


ChatGPT debe ser visto como una herramienta que complementa las habilidades humanas, no como un reemplazo de las mismas.


Aprovechemos el chat para generar ideas, estructurar borradores o llevar a cabo análisis preliminares, pero la intervención humana es crucial para añadir un toque personal.


También debes asegurarte de que el contenido esté alineado con los valores de tu colegio, y entienda su estilo de comunicación.


Una técnica que puede ayudarte es compartirle a ChatGPT información sobre tu institución, incluyendo valores, misión y visión, de esa manera podrá construir contenido más adecuado.


Capacitación y conciencia sobre derechos de autor


Es fundamental que el personal encargado de la creación de contenidos esté bien capacitado en el uso ético de ChatGPT, especialmente en lo que respecta a las normas de citación para presentar contenido de terceros.


Deben conocer cómo citar correctamente las fuentes, redactar las referencias y entender las implicaciones legales del plagio.


Alguien tecleando en un portátil que muestra la pantalla de inicio de ChatGPT.
Cita correctamente tus fuentes de información al crear contenidos

Validación y supervisión constante


Aunque ChatGPT es una herramienta poderosa, es imprescindible que un humano supervise y edite los contenidos generados. Esta revisión debe enfocarse no solo en la precisión, sino también en garantizar que el tono y el mensaje sean acordes con la identidad y los valores del colegio.


Desarrollar políticas y protocolos para el uso de ChatGPT puede serte de gran utilidad para evitar errores, así como para establecer directrices sobre qué tipo de información se puede introducir en la herramienta y cómo se debe manejar el contenido generado. Esto asegura que la comunicación del colegio se mantenga auténtica y conectada la comunidad escolar.


Para evitar usos indebidos, es necesario establecer metas claras cuando se utiliza ChatGPT, con el fin de lograr respuestas que sean tanto precisas como pertinentes (Morales, 2023).

Se sugiere también brindar suficiente contexto, preferir el uso de instrucciones específicas sobre preguntas generales para dirigir mejor las respuestas esperadas, y ser conscientes del tono y la manera en que se comunica, procurando siempre mantener una actitud respetuosa y profesional.


Espero que estos consejos te sean de gran ayuda al utilizar ChatGPT en tu departamento de Marketing, Comunicación o Promoción de tu centro educativo.



Referencias


Morales, M. (2023). Explorando el potencial de Chat GPT: Una clasificación de Prompts efectivos para la enseñanza.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe notificaciones cada vez que publiquemos 

¡Muchas gracias por suscribirte!

bottom of page