Agile Marketing para centros educativos

Actualizado: 7 ago

Te explicamos qué son las metodologías ágiles y cómo aplicarlas en tu escuela.

Plastilina azul sobre libreta con dibujo de bombilla

Siglos antes de Cristo, Heráclito afirmó que la única constante que tenemos es el cambio. Y es verdad, todo en esta vida se transforma, y el marketing no es la excepción.


¿Qué es el Marketing Ágil?


El agile marketing es el siguiente paso evolutivo de la mercadotecnia e implica un cambio de mentalidad en los procesos de gestión y organización de esta.


Aunque las metodologías ágiles llevan años existiendo, su necesidad cada vez es mayor, sobre todo ahora con los cambios generados por la pandemia en todos los sectores productivos. Querer seguir aplicando las mismas estrategias en un mundo que ya es distinto sería un error.


Estas son las diferencias más importantes entre las metodologías ágiles y el marketing tradicional.


Aspecto

Marketing Tradicional

Marketing Ágil

Fuente de ideas creativas

Jefe de Marketing

Stakeholders o partes interesadas

Ciclo productivo

A largo plazo

A corto plazo

Prioridades laborales

​Procesos y herramientas

Individuos e interacciones

Visión del sector

Terreno conocido y dominante

Terreno impredecible

Visión del cliente

Comprador

Colaborador

Equipos de trabajo

Mercadotecnia, creativos y administrativos

Multidisciplinario

Formas de afrontar imprevistos

Ajustarse al plan

Cambiar el plan

Tabla propia a partir de los datos de Figueroa et al., 2008.

El Agile Marketing rompe con el Marketing tradiconal


Como puede notarse en la tabla, el agile marketing rompe con la visión tradicional de que todo equipo de mercadotecnia debe estar liderado por un gurú todopoderoso que es la única fuente de ideas creativas y estrategias del colegio.


En las metodologías ágiles, todos los que integran el colegio deben aportar sus ideas y experiencias en la construcción de ideas publicitarias y estrategias de marketing.


Las decisiones de marketing se toman en equipos de trabajo multidisciplinarios, mientras que en el marketing tradicional se procuraba trabajar únicamente con personas con formación en mercadotecnia y administración.


Otra diferencia es que mientras que en el marketing tradicional las campañas podían durar uno o dos años, ahora los ciclos cada vez son más cortos y se requieren resultados más inmediatos, por lo que los tiempos de aprendizaje y experimentación se han reducido.


Las condiciones económicas cada vez son más cambiantes e impredecibles por lo que se necesita mayor velocidad en la toma de decisiones.


Las prioridades laborales ya no se centran en los procesos y las herramientas, sino en los individuos y sus interacciones grupales, partiendo desde la base de que todos tienen experiencias y conocimientos valiosos para la construcción de las campañas publicitarias.


En el marketing tradicional, el gurú veía el sector como un terreno conocido y dominado por su experticia. En el marketing ágil, nadie tiene las respuestas correctas porque las condiciones económicas son impredecibles y lo que ayer funcionaba hoy puede ser ineficaz.


En la visión anterior, el cliente era considerado un comprador cuya participación se limitaba a pagar y consumir el producto o el servicio. Ahora el cliente tiene un papel más activo, siendo un colaborador en la creación de las campañas publicitarias.


Pero quizás la mayor ventaja del marketing ágil es que nos permite reaccionar de forma fácil a los imprevistos, ajustando el plan y los indicadores en cualquier momento del proceso, algo impensable en el marketing tradicional donde se debía esperar a una fecha acordada para realizar una evaluación de los resultados.


Hombre mirando post-its sobre pared azul
El Marketing ágil rompe con la idea de que los expertos tiene todas las respuestas

Manifiesto del Marketing Ágil


Sin duda, la mejor manera de entender las metodologías ágiles es conocer su manifiesto de 12 principios (Amaro et al., 2007):

  1. La prioridad es satisfacer al cliente.

  2. Dar la bienvenida a los cambios.

  3. Reducir el tiempo y la frecuencia para entregar valor al cliente.

  4. El personal de los colegios y los alumnos y padres de familia deben trabajar en equipo en el desarrollo de propuestas creativas.

  5. Dar el entorno y el apoyo necesario para mantener motivados a los participantes.

  6. El diálogo cara a cara es el método más efectivo para comunicar información en el equipo de trabajo.

  7. Los cambios que funcionan son la medida del progreso.

  8. Los procesos ágiles promueven un desarrollo sostenible.

  9. La atención continua a la calidad y el buen diseño mejoran la agilidad.

  10. La simplicidad es esencial.

  11. Las mejores propuestas surgen por equipos organizados por sí mismos.

  12. En intervalos regulares el equipo reflexiona respecto a cómo llegar a ser más efectivo según esto ajusta su comportamiento.


Tipos de metodologías ágiles


Existen muchas metodologías ágiles, pero algunas de las más utilizadas son: XP (eXtreme Programming), Scrum, Crystal Clear, DSDM (Dynamic Systems Development Method), FDD (Feature Driven Development) y ASD (Adaptive Software Development).


En la siguiente entrega te hablaré de la metodología Scrum, específicamente del proceso llamado Sprint y cómo puedes aplicarlo al desarrollo de campañas publicitarias.



Referencias


Amaro, C., Sarah, D., y Valverde Rebaza, J. C. (2007). Metodologías ágiles. Universidad Nacional de Trujillo.


Figueroa, R., Solís, C., y Cabrera, A. (2008). Metodologías tradicionales vs. metodologías ágiles. Universidad Técnica Particular de Loja, Escuela de Ciencias de La Computación, 9, 1–10.

65 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo