• Aarón Rosette

Becas y salud financiera de colegios privados

Actualizado: 7 ago

Abusar del otorgamiento de becas puede llevar a tu colegio a la inoperatividad.

Domo del MIT iluminado en la noche

Consejos para gestionar correctamente las becas de un colegio privado


No uses las becas como argumentos de venta


Las becas se inventaron para garantizar accesibilidad a estudiantes talentosos que enfrentan problemas económicos. Nos ayudan a captar talento en riesgo de abandonar sus estudios, contribuyendo así a mejorar la reputación del colegio.


Usar los apoyos económicos como una estrategia de captación es un grave error que dañará la imagen de cualquier institución privada.


Los colegios particulares deben ser muy cuidadosos y reservados con el otorgamiento de becas, pues cada una de ellas representa dinero que la institución deberá absorber dentro de sus gastos operativos.


Cada alumno que recibe nuestro servicio representa un mayor uso de recursos operantes.


Agregar un estudiante a nuestra matrícula implica un incremento en energía eléctrica, agua potable, suministros de limpieza, materiales didácticos, depreciación del inmueble, menor tiempo de vida de los equipos, etc.


Incluso el tiempo que pagamos al profesorado tiene que fraccionarse sobre el total de alumnos, reduciendo así la calidad del servicio que podemos ofrecer a cada estudiante y cada familia.


Creer y afirmar que una simple beca no perturbará la operatividad de un colegio, demuestra un preocupante desconocimiento de la gestión educativa.


Las becas son dinero. Dinero que alguien terminará pagando: a veces es el gobierno, y la mayoría de las veces el propio colegio.


Excederte en becas dañará la imagen de tu colegio


En Marketing, el precio es siempre un juego de percepciones. Las personas consideran que un producto o servicio es caro o barato en función del valor percibido, no del monto a pagar.


La estrategia de precio es las más riesgosa en la mezcla de Marketing Educativo, pues influye sobre 2 aspectos fundamentales:

  1. La percepción de la calidad del servicio.

  2. El elemento aspiracional inherente al producto educativo.


Una estrategia de ventas sostenida por el otorgamiento fácil e inmediato de becas puede conducirte al fracaso económico y la consecuente inoperatividad institucional.


Un equipo de ventas cuyo mejor argumento es ofrecer descuentos, no es un verdadero equipo de ventas.


Alumno saliendo por una puerta de cristal
El exceso de becas genera dudas de la calidad del servicio educativo

No excedas el 10% de alumnos becados


En México, la ley obliga a los colegios privados a otorgar becas al 5% de sus estudiantes (Reyes, 2021).

Una medida saludable para cualquier escuela es jamás otorgar apoyos a más del 10% de nuestro alumnado. Cualquier porcentaje superior debe considerarse como un foco rojo que merece atención.


El problema es que muchos colegios ni siquiera conocen el total de becas que han otorgado.


Los colegios privados con montos elevados en apoyos económicos comenzarán a ver mermadas sus ganancias al punto de comenzar a padecer problemas presupuestarios que pueden conducirles al cierre definitivo del plantel.


No te midas por número de alumnos, mídete por total de ingresos


Medirnos únicamente por números de alumnos es una pésima idea para cuidar la salud financiera de tu colegio. No cuentes a tus estudiantes; mejor cuenta tus ingresos.


¿Sabes cuánto te cuesta brindar tu servicio y cuánto dinero estás dejando de percibir debido a las becas?


Medir el éxito con indicadores incorrectos puede afectar gravemente a tu institución. Saber nuestro total de alumnos es importante, pero no puede ser el único indicador de un colegio privado.


Alumna sonriente mirando a la cámara
La exigencia académica incrementa el compromiso de estudiantes becados

Supervisa a tus estudiantes becados


Como te dije al inicio, los apoyos son necesarios porque ayudan a captar alumnos talentosos que de otra manera no tendrían acceso a nuestro servicio.


Debido a ello, toda beca debe estar amparada por estudios socioeconómicos que justifiquen el monto otorgado.


Además, cada colegio debe contar con un departamento encargado de monitorear y dar seguimiento al aprovechamiento académico del estudiante becado a fin de que pueda mantener el apoyo recibido.


Los colegios que no supervisan sus becas envían mensajes negativos a sus estudiantes, quienes al percatarse de que la escuela otorga apoyos sin exigir excelencia académica, comenzarán a verlo como algo irrelevante.


Un beneficio que pierde valor deja de ser un beneficio.


Si la mayoría de tus estudiantes tienen apoyos económicos, este será visto como un trámite de rutina, algo que se concede a todos para convencerles de inscribirse.


Otorgar demasiadas becas te hace ver desesperado por captar alumnos


El mayor perjuicio que el exceso de becas puede hacerle a tu marca educativa es hacerla ver necesitada de alumnos.


Mostrarte desesperado por captar y retener te hará menos atractivo a los ojos de tus prospectos.


Si una persona nota desesperación por vender, es normal que desconfíe de la calidad del servicio educativo que ofreces.


Proyectar necesidad no atrae inscripciones, al contrario, las ahuyenta.


Los servicios educativos que están seguros de la calidad de su servicio y del valor que ofrecen, no necesitan rebajar sus precios para convencer a un prospecto.



Referencias


Reyes, Juan Pablo. (2021). Escuelas privadas obligadas a becar a 5% de alumnos: SCJN. TV Azteca. https://www.tvazteca.com/aztecanoticias/escuelas-privadas-obligadas-a-becar-a-5-de-alumnos-scjn-scol

114 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo