Círculo Dorado de Simon Sinek: el propósito de tu colegio

Cómo aplicar el modelo Golden Circle en nuestro centro educativo.

Círculo dorado formado por luces amarillas

El publicista y consultor Simon Sinek propone un modelo llamado Círculo Dorado o Golden Circle para entender el propósito de una organización desde el punto de vista de los clientes o usuarios, esto con la finalidad de comprender por qué nos eligen.


Sinek se dio cuenta de que las empresas suelen enfocar su comunicación de Marketing en las características del producto y el servicio. Es decir, se quedan en la capa superficial del qué: qué hacemos y qué vendemos.


¿Qué es el Círculo Dorado?


El Círculo Dorado es un esquema bastante sencillo que consiste en 3 circunferencias una dentro de otra. En el círculo exterior encontramos el qué, es lo más fácil de ver y es donde suelen estancarse la mayoría de las organizaciones (Rosgaby, 2021).

En el círculo intermedio está el cómo, que se refiere a la manera en que te diferencias del resto de las empresas al realizar el servicio. Y finalmente, en el centro aparece el por qué, el motivo más profundo por el que el colegio existe (Rosgaby, 2021).

Mientras que el qué y el cómo son argumentos más racionales, el por qué es una expresión totalmente emocional, así que no es fácil tenerla despejada. Necesitamos profundizar y recordar.


Estas preguntas te ayudarán a definir tu por qué:

  • ¿Cuál fue el motivo por el que se fundó el colegio?

  • ¿Cuál era el sueño que dio origen al proyecto educativo?

  • ¿Cómo quieres que el colegio sea recordado en el futuro?


Te sorprendería saber que son numerosas las instituciones educativas que no tienen claro el por qué existen. Incluso muchas nunca han reflexionado en ello.


Profundizar en el entendimiento de nuestra propia labor nos ayuda a analizar si el cómo y el qué son los adecuados para transmitir el por qué. Este ejercicio de autoanálisis institucional nos coloca en un camino de congruencia, pero también de crecimiento.


Muchos propietarios de colegios privados creen que las ganancias son un por qué, pero están equivocados. Es cierto que los colegios necesitan ganar dinero para sobrevivir, pero la rentabilidad es parte del cómo, no del por qué.


Mientras que el qué y el cómo se asocian con la misión, el por qué se enlaza con la visión y los valores. El por qué representa la imagen del mundo ideal que te gustaría ver en el futuro.


Círculo Dorado de Simon Sinek: qué, cómo y por qué.
Círculo Dorado de Simon Sinek

¿Por qué un colegio debe conocer su razón de existir?


Simon Sinek afirma que «si un líder no puede explicar claramente por qué existe su organización más allá de sus productos o servicios, cómo espera que sus empleados sepan por qué ir a trabajar» (2009).

La cultura organizacional de un centro es el entorno que define y regula cómo actúan los maestros y colaboradores, lo cual forma parte esencial de las características de nuestro servicio.


El origen de cualquier cultura empresarial está en su por qué, es por ello que es indispensable tenerlo claro si deseamos incrementar la satisfacción de alumnos y familias.


En lugar de tomar la experiencia de tu personal como un elemento secundario, piensa en ella como una promesa fundamental que contribuye a tu estrategia de crecimiento.


No puede existir calidad educativa en colegios donde maestros y colaboradores no estén satisfechos.


Conocer tu por qué te ayudará a definir una cultura que refleje dicho propósito y a encontrar distintas maneras de fomentarla en todas las personas que conforman tu institución.


Tu por qué debe estar alineado con la perspectiva del alumno


No se trata de crear un por qué desde la mirada del directivo o propietario del colegio; para que el Círculo Dorado funcione necesitamos mirar desde la perspectiva del alumno y el padre de familia.


Si el por qué planteado por el colegio, no coincide con el por qué asimilado por el cliente, el modelo no reflejará la realidad.


La realización de un Golden Circle debe partir del punto de vista del cliente. En caso de que nuestra idea del por qué no coincida con la del alumno, la visión que debe prevalecer es la del estudiante.


Es indispensable que los colegios pregunten de forma periódica a su alumnado por qué los eligieron y cuáles son las necesidades que sus productos educativos satisfacen.


Averigua cuáles fueron los pensamientos y eventos que los llevaron a decidirse por tu escuela y dejar de lado a la competencia. Haz preguntas sobre cómo llegaron a esa decisión, incluso antes de que conocieran tu oferta educativa.


Seguramente en el camino que recorrió tu alumno ocurrió algo significativo que lo hizo decidirse. Aplica encuestas y desarrolla un plan para entrevistar a tus estudiantes de nuevo ingreso.


Indaga sobre cómo te conocieron y cuánto tiempo pasó hasta que tomaron la decisión final. Averigua sobre el por qué abandonaron la idea de estudiar en otros colegios, te ayudará a comprender mejor tu propósito.


dos estudiantes sonrientes
El Círculo Dorado se construye desde la perspectiva del alumno

Una vez que hayas recreado el camino que atravesó tu alumno para llegar a ti, identificarás las distintas tareas qué conforman ese recorrido, algo que sin duda te ayudará a mejorar tu proceso de captación.


El objetivo de todo esto es identificar las distintas dimensiones que nos ayudan a entender como las personas evalúan nuestra oferta educativa. De esta manera, podremos tomar decisiones efectivas para mejorar la experiencia que ofrecemos.


Un buen producto educativo es aquel que reafirma la identidad de los alumnos, mejora sus autoestimas y cumple con las expectativas iniciales.


Investiga también los aspectos funcionales, económicos, personales y sociales relacionados con la elección de tu colegio. Cuando tengas toda esta información, compara las historias de tus estudiantes con el propósito de tu centro. Si no hay coincidencia, es necesario replantear nuestro por qué y, por ende, el cómo y el qué.


Las empresas que han sido humildes y se han permitido reformar todo su actuar a partir de haber escuchado a sus estudiantes, han logrado una comunicación más honesta, una mayor reputación y un incremento en su alumnado.


Como dice Sinek, «la gente no compra lo que haces, compra por qué lo haces» (2009).


Referencias


Rosgaby Medina, K. (2021) ¿En qué consiste el «Circulo Dorado» de Simon Sinek? Branch. Sitio web: https://branch.com.co/marketing-digital/en-que-consiste-el-circulo-dorado-de-simon-sinek/


Sinek, Simon (2009) TEDx: “Cómo los grandes líderes inspiran la acción” Sitio web: https://www.ted.com/talks/simon_sinek_how_great_leaders_inspire_action

206 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo