• Aarón Rosette

¿CÓMO HACER UNA MISIÓN Y VISIÓN PARA UN COLEGIO?

Actualizado: hace 2 días

Estos son los errores más comunes al redactar la misión y visión para un colegio.

Un par de pies parados sobre una flecha pintada en el asfalto

¿Cómo redactar la misión de un colegio?


Una buena misión debe responder a 2 preguntas:


¿Quiénes somos? y ¿cuál es el propósito principal de nuestro colegio?


Además de estas 2 preguntas básicas, la misión puede responder estas otras:


Alumnos


¿Quiénes son nuestros alumnos?


Servicios educativos


¿Cuáles son los servicios educativos que ofrecemos?


Cobertura geográfica


¿En dónde vamos a ofrecer nuestros servicios educativos?


Tecnología


¿Cuál es la tecnología de nuestro colegio?


Filosofía


¿Cuáles son nuestras creencias, valores o principios?


Capacidades


¿Qué nos hace diferentes a otros colegios?


Interés por la imagen pública


¿Nos interesamos por asuntos sociales o medioambientales?


Errores al redactar la misión de un colegio


1. No actualizarla


Una misión no puede permanecer estática, necesita ser revisada cada cierto tiempo porque su existencia está supeditada a las necesidades de la comunidad en la cual se inserta.


Un reloj de pared con un post-it que dice "Time for plan B"
La misión debe revisarse cada determinado tiempo y ser muy honestos en su análisis

2. Olvidar el contrato social


Otro error de muchos colegios en cuanto a la elaboración de su misión, es redactarla desde las aspiraciones personales o económicas de sus dueños y no desde las necesidades del entorno.


A muchos directivos se les olvida que toda institución educativa tiene por naturaleza un contrato social, es decir, la escuela es portadora de un mandato, impuesto por la sociedad y vigilado por el Estado, y su responsabilidad es movilizar recursos para cumplirlo.


Muchos colegios se construyen por una finalidad lucrativa, la cual no es mala en si misma. El problema es que dejan de lado el compromiso con el mejoramiento de la cultura y el entorno social.

3. Ser muy larga


El objetivo de toda misión es que sus colaboradores la recuerden fácilmente y se sientan conectados y comprometidos con ella. Por eso, una misión larga y rebuscada no provocará empatía.


Ejemplo de misión de un colegio


Analicemos la misión de la Universidad Anáhuac Mayab, a mi juicio un ejemplo perfecto de cómo debe redactarse la misión de un colegio.


“Somos una Universidad en Mérida Yucatán, que tiene como misión formar líderes de acción positiva con educación integral e inspirada en los valores del humanismo cristiano”.

Cómo podrás darte cuenta, en solo 26 palabras responden las siguientes preguntas: ¿quiénes somos?, ¿dónde ofrecemos servicios educativos?, ¿cuál es nuestro propósito?, ¿qué ventaja competitiva tenemos? y ¿cuáles son nuestras creencias?


El dibujo en tiza de un hombre subiendo una escalera en cuya cima hay un foco encendido
26 palabras para redactar la misión; de lo contrario será difícil de recordar

¿Cómo redactar la visión de un colegio?


La visión de un colegio es una declaración de hacia dónde se dirige la institución en un periodo de tiempo. Es una afirmación de aquello en lo que nos convertiremos al llegar esa fecha.


A diferencia de la misión, la visión responde a la pregunta ¿qué queremos ser? Y dicha respuesta sirve como guía para enfocar todos los esfuerzos del colegio hacia esa dirección.

La visión de un colegio también debe ser corta y fácil de recordar, pues debe servir de inspiración para todo el personal que conforma la institución. Si todos los trabajadores saben cuál es la meta, será más fácil lograr la sinergia necesaria para alcanzarla.


Errores al redactar la visión de un colegio


1. No colocarle fecha


Una buena visión debe establecer una fecha objetivo que puede ser:


Corto plazo (a 1 año o menos)


Mediano plazo (más de 1 año y hasta 5 años)


Largo plazo (de 5 a 10 años)


Un reloj de arena sobre un periódico
Sé realista en tu visión. Es bueno ambicionar pero sin volar demasiado

2. No ser coherente con los valores


La visión debe estar alineada con los valores del colegio. Por ejemplo, si en nuestra misión promulgamos ser humanistas y tener sentido comunitario, nuestra visión no puede aspirar a ser el colegio más reconocido del país. Pues no es congruente decirse humanista y aspirar a la fama y el reconocimiento.


3. No ser realista


Juan Manuel Manes escribe de forma muy atinada que la percepción del futuro de una visión debe ser realista, posible y creíble.


Al imaginar el futuro, los colegios deben tener en cuenta las condiciones del entorno y los recursos con los que cuentan.


Ejemplo de visión de un colegio


Veamos el ejemplo de la visión de la Universidad Marista Guadalajara:


“En el 2020, seremos una comunidad reconocida socialmente por su calidad académica y formativa que desde el Modelo Educativo Marista responde a las necesidades del entorno”.

La visión cumple al tener una fecha límite, ser coherente con sus valores y tener una extensión corta. Lo malo es que estamos en el 2021 y aún permanece así en su sitio web. Es urgente una actualización de la visión y un análisis para saber si se logró la calidad académica deseada.



Referencias


Manes, J. M. (2004). Marketing para instituciones educativas. Guía para planificar la captación y retención de alumnos. Ediciones Granica.


https://merida.anahuac.mx/institucional/


https://umg.edu.mx/portal/filosofia-umg/

131 vistas0 comentarios