top of page
Libro "Marketing digital para instituciones educativas" de Juan Manuel Manes y Aarón Rosette
  • Foto del escritorLorena Bautista

Folletos y trípticos para promocionar centros educativos

Te contamos todo acerca de los folletos escolares y cómo mejorar su efectividad.

Trípticos en colores morados
(Imagen creada conMidjourney)

¿Qué es un folleto?


Un folleto es un material informativo, compuesto casi siempre de una sola hoja, y donde se informa acerca de un producto, servicio o evento, explicando sus atributos y beneficios. A pesar de lo que se piensa, también pueden ser digitales para enviarse por correo electrónico o WhatsApp.


Estos materiales te servirán para mostrar lo que tu centro educativo ofrece, pero de una forma resumida y atractiva. Su finalidad es llegar a más clientes y posicionar tu marca, pero también ayudar a tu equipo de ventas a ahorrar tiempo y ser más eficientes al atender y resolver dudas de interesados.


Tipos de folletos para centros educativos


Volante o flyer


Debido a que su medida es de media cuartilla, únicamente incluye información breve y los medios de contacto para ser atendido y recibir más detalles.


Díptico


Impresión a dos caras de una cuartilla y doblada a la mitad. Puede permitirse más información, casi siempre centrándose en un tema breve.


Tríptico


La cuartilla está doblada en tres partes, lo que permite una extensión más amplia de la información sobre la escuela.


Por lo general se utiliza para mostrar con más detalle un plan de estudios o programa académico.


Encarte


Consiste en la impresión de diversas cuartillas, como un tipo mini revista, que se anexa en un periódico o revista.


Es perfecta para temas más amplios y mejor desarrollados.


Los folletos no son únicamente para captar alumnado


Aunque estos materiales están pensados más para el proceso de captación, también los puedes aprovechar en cursos de inducción al nuevo personal, de esa manera, podrán tener a la mano información relevante de la institución como la misión, visión y valores.


Asimismo, también conviene usarlos en eventos, conferencias de prensa o congresos. Con ello podrás hacer que los asistentes se centren en los temas de tu interés. Es una manera de guiar la conversación y el recuerdo de la actividad.


Mujer mostrando un tríptico
Utiliza trípticos en eventos como congresos o conferencias (Fuente: Unsplash)

5 pasos para crear un folleto para un centro educativo


1. Establece un público objetivo


Si tu institución es de educación básica, debes dirigirte a los padres con un lenguaje más formal, pero sin dejar de ser sencillo y simple. Si eres una universidad, tu mensaje necesita ser más juvenil.


Es importante que distingas esto antes de armar el material, ya que influirá sobre el tipo de información, la cantidad de texto y el diseño.


2. Decide el método de distribución


¿Dónde va a circular el folleto impreso? El lugar determina otros aspectos. Veamos los siguientes ejemplos:


Distribución por zonas estratégicas


Se debe hacer investigación para decidir las zonas más adecuadas. Si tu plantel está ubicado al norte, sería un desperdicio repartirlos al sur, a menos que brindes educación online o que sepas con seguridad que ahí está tu cliente potencial.


No repartas sin antes haber ubicado por dónde transita tu público objetivo. Pensar que el folleto lo puedes repartir a todos y en todos lados, equivale a malgastar recursos.


En el caso de folletos para repartir en la calle, la información requiere ser llamativa y los textos deben enganchar desde los primeros párrafos.


Distribución por eventos estratégicos


Aprovechar eventos o actividades donde sabes que estarán tus interesados es una gran estrategia de distribución.


Cuida mucho la presencia de tu colegio con un stand adecuado y llamativo. Por mucho que te esmeres en hacer un buen folleto, de nada servirá el esfuerzo si acaba colocado en una mesa vieja o sucia.


En el caso de los folletos para eventos, su información deberá ser más visual y menos escrita.


Distribución directa en el colegio


Cuando un interesado te visita para pedir informes, solemos apoyarnos con materiales informativos. Esto ayuda a que nos recuerden y tengan presente en el proceso de decisión. También permite que las personas puedan compartir la información con otros.


En el caso de que ofrezcas una amplia oferta académica de bachilleratos, licenciaturas y posgrados, podrías armar un folleto general sobre tu institución y otros por cada oferta académica.


Al distribuir dentro de los colegios, los folletos pueden permitirse más texto, pero no abuses.


Distribución digital


Sitio web

Haz descargables estos materiales para que puedan ser compartidos a más personas. Por ejemplo, un prospecto de bachillerato se lo mostrará a sus padres para tomar juntos una decisión.


Correo electrónico y WhatsApp

Esto ayudará a tus vendedores a agilizar el envío de la información y a responder con rapidez las dudas del prospecto, además de que resulta un formato más atractivo.


Si utilizas WhatsApp ten en cuenta el límite de 16 MB en el peso del archivo.


3. Crea el contenido


Ya que conoces para quién, en qué formato y en qué lugares repartir tus folletos, entonces ya puedes empezar a armar tu contenido. Del contenido dependerá que no se vaya a la basura y logre ser leído o compartido.


Relevante


Haz tu contenido relevante, es decir, incluye datos que realmente sean del interés de una persona que está en el proceso de seleccionar el mejor centro.


Si tu sitio web cuenta con una sección de preguntas frecuentes, puedes basarte en ellas o preguntar en tu área de informes sobre las dudas más habituales de los interesados.


Sintético


Tus textos deben ser breves e incluir solamente información útil. Agrega títulos y subtítulos estratégicos, a fin de que el lector encuentre con mayor facilidad lo que le interesa.


Un folleto saturado de palabrería es ineficaz, transmite agobio, cansa visualmente y aburre. Sé más visual y menos textual.


Actualizado


¿Tu folleto tendrá fecha de caducidad? Es decir, el material quedará obsoleto al llegar una fecha específica o podrá ser reutilizado después. Ten en cuenta esto a la hora de crear el contenido.


Si no quieres que expire, no pongas fechas exactas de inscripción o nombres de profesores, ya que eso puede variar con frecuencia y tendrías que estar cambiando o reimprimiendo.


Tampoco imprimas folletos para más de 1 o 2 años, puesto que parecerá que el colegio no se actualiza u ofrece siempre lo mismo.


Diferente


Concéntrate en resaltar tus diferenciadores en lugar de únicamente hablar de tu centro educativo y su historia. Puedes dedicar espacio a tu filosofía, pero enmarca qué es lo que te distingue de la competencia.


Si tu propuesta de valor es demasiado parecida a la de otros centros, la gente no encontrará ningún diferenciador en ella. Recuerda que las emociones tienen un papel importante en la toma de decisiones, utiliza textos e imágenes capaces de emocionar.


Mujer viendo un tríptico
Puedes colocar imágenes amplias en todo el tríptico (Fuente: Unsplash)

4. Construye el diseño


Ya que tienes una idea de lo que quieres incluir, es relevante que trabajes con un diseñador profesional para que el folleto llame la atención de quien lo ve.


No por hacerlo muy llamativo vayas en contra de tu propia identidad visual. Un buen folleto es aquel que con un simple vistazo nos dice de qué colegio se trata. Al experimentar con colores y formas, cuida que tu marca no se diluya.


Los puntos visuales son de suma importancia, por lo que usar imágenes de calidad elevarán el diseño. Un material con fotos pixeladas o mal enfocadas hablarán muy mal de tu institución.


Si se ajusta a tu presupuesto y tiempos, realiza una sesión fotográfica de vida académica e instalaciones. No puedes presumir que tu colegio es de los mejores y que tus folletos tengan imágenes de stock (incluso te arriesgas a que otras escuelas utilicen las mismas fotos).


Si tus materiales son digitales, inserta videos y enlaces directos a tus redes sociales o sitio web, a fin de hacerlo más interactivo.


5. Mide resultados


Da seguimiento a cómo las personas reciben tus materiales informativos. El total de descargas o la cantidad de unidades entregadas son indicadores que debes monitorear.


Tal vez creas que es complicado medir la efectividad de impresos, pero hay alternativas como poner un teléfono específico o agregar un cupón de descuento único para estos medios.


De nada sirve medir si no vas a aplicar los resultados obtenidos en mejorar el trabajo futuro. Con los datos que ahora tienes serás capaz de mejorar textos e imágenes para el siguiente ciclo escolar.


Consejos extras


No quieras decirlo todo en un folleto


Toma en cuenta que un folleto es un complemento del primer contacto con el cliente, así que no lo satures de información. Coloca lo más importante para que te conozcan y déjales averiguar más de ti por otros medios como las redes sociales y las opiniones de conocidos.


Deja ciertas dudas con el objetivo de que la persona quiera saber más y tu equipo de ventas pueda hacer su trabajo.


Sé cuidadoso si colocas precios


Si estás plenamente seguro de que tu precio es competitivo y no va a cambiar en el corto plazo, colócalo en el folleto, pero sé consciente de todo lo que ello implica, ya que estarás obligado a respetar el monto publicado.


No dependas únicamente de los folletos


Tampoco esperes que el folleto por sí mismo te genere inscritos, necesitas apoyarte en otros medios y tener un buen equipo de ventas educativas.


Por último, no olvides incluir los medios de contacto.



385 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe notificaciones cada vez que publiquemos 

¡Muchas gracias por suscribirte!

bottom of page