• Lorena Bautista

Comunicación No Verbal para Directivos

¿Por qué los responsables de los colegios deben cuidar sus gestos y expresiones?

Hombre de traje con los brazos cruzados

Una de las cualidades más importantes que debe tener un líder es saber comunicarse para lograr un entendimiento con el personal y con todas las áreas del colegio, a fin de lograr los objetivos de la institución.


Muchas veces pensamos que solo se comunica con palabras, olvidando que el silencio y algunos movimientos pueden transmitir el mensaje de forma más eficaz. Queramos o no, todo el tiempo estamos comunicando algo.


Debido a lo anterior, existe la comunicación no verbal, que «se refiere a las actitudes, gestos y comportamientos que no se expresan directamente durante la comunicación hablada o escrita» (Münch, 2014).

En general, las personas no se preocupan demasiado por cómo se expresa su cuerpo y rostro, o ni siquiera se percatan de sus reacciones. Sin embargo, conectar lo que se dice con lo que se hace es una habilidad requerida para cualquier líder.


Importancia del lenguaje no verbal en directores de colegios


Es necesario que el directivo sea consciente de lo que comunican sus gestos, movimientos y posturas, inclusive a la distancia.


El lenguaje corporal viene de nuestro cerebro, es decir, del inconsciente, por lo que es más difícil controlarlo y usarlo a nuestro favor, pero tampoco es imposible de aprender.


Un directivo de escuela debe ser un buen comunicador: saberse expresar con palabras, pero también con el cuerpo.


Tipos de comunicación no verbal


Dentro de la comunicación no verbal se encuentran la kinesia y la proxémica.


Kinesia o kinesis


Es el análisis de los movimientos humanos. Incluye las expresiones faciales, la mirada, las posturas, los gestos y la proximidad.


Tipos de gestos

Un líder debe expresar confianza en sí mismo para que pueda inspirar a los demás, y el rostro es el principal comunicador de todas nuestras emociones.


Paul Ekman concluyó que son siete las emociones que se pueden expresar a través del rostro: alegría, tristeza, miedo, enojo, asco, desprecio y sorpresa (Eckman, 2017).


Al expresar emociones, existen dos tipos de gestos:


Gestos ilustradores


Sirven para reforzar lo que decimos. Ayudan durante conferencias o discursos.


Gestos reguladores

Se utilizan para dirigir una conversación, para negociar o debatir. Por ejemplo, en una reunión de trabajo o al retroalimentar a un profesor


La sonrisa

Entre los gestos más importantes se encuentra la sonrisa. Una sonrisa débil transmite inseguridad; una media, transmite confianza; mientras que una donde se muestran los dientes, proyecta alegría.


El tipo de sonrisa dependerá del tipo de situación que estemos experimentando.


Mujer sonrie sentada en una mesa de trabajo frente a un hombre de traje
Una sonrisa nos ayuda en situaciones de negociación

Miradas

Hay una larga lista sobre frases que hacen referencia a la mirada y su importancia como delator de sentimientos:


“Nadie logra mentir, nadie logra ocultar nada cuando mira directo a los ojos”, Paulo Coelho.


“La mirada es el espejo del alma”, R.H. Pérez.


“La mirada es el lenguaje del corazón”, William Shakespeare.


“Si las miradas bastaran para matar, ya habríamos muerto hace tiempo”, Friedrich Nietzsche.


La mirada es una de las formas más eficientes para comunicar, pero también la más difícil de controlar.


Nunca hay que utilizar una mirada fija porque puede tomarse como una amenaza o como que estamos retando a la persona. Sin embargo, tampoco hay que dejar de mirar a una persona si está conversando con nosotros porque podría pensar que no le estamos prestando atención.


Esquivar la mirada es un acto de inseguridad, sumisión o vergüenza. Una mirada entrecerrada comunica desconfianza, mientras que pestañear demasiado representa nerviosismo.


Voltear los ojos puede denostar hartazgo. Este gesto y el de torcer la boca, demuestran poco profesionalismo, por tanto, los directivos jamás deben permitirse este tipo de expresiones.


Posturas

Confianza y seguridad son los principales sentimientos que un director debe comunicar y contagiar. Para esto le ayudarán las posturas de poder.


Lo principal es mantenerse erguido y no encorvarse, manteniendo siempre la frente en alto.


Al sentarse, las plantas de los pies deben estar firmes sobre el suelo, sin cruzarlos.


Las piernas cruzadas y semiabiertas expresan inseguridad o timidez; las piernas estiradas, prepotencia; y las piernas en cruz significan estrés.


La forma de caminar también se considera parte de este punto. Lo recomendable es hacerlo erguido, con la mirada hacia el frente, sin correr, pero tampoco caminando demasiado lento y procurar que los pasos sean firmes, no tambaleantes.


Un directivo que corre envía un mensaje de falta de control sobre las situaciones externas, lo cual se asocia con desorganización.


La postura se potenciará con una vestimenta y un calzado adecuado que nos hagan sentir seguros y cómodos.


Mujer con traje sentada en sofá y sosteniendo una taza de café
Una postura erguida transmite seguridad

Proxémica


La proxémica se refiere al espacio personal de las personas.


Establecer algún tipo de contacto con otra persona requiere de una fuerte carga emocional, por eso se debe evitar poner incómoda a otra persona y respetar siempre los límites.


Hay contactos respetuosos, como un apretón de manos, palmadas en la espalda o una mano en el hombro para expresar apoyo.


Antes de establecer contacto físico, debemos analizar si la situación lo amerita y valorar las posibilidades de generar malentendidos.


¿Por qué es importante que los directivos cuiden su comunicación no verbal?


Refuerza el mensaje verbal


Dentro de la institución, un directivo da entrevistas, ofrece discursos en graduaciones o eventos especiales y participa en conferencias dentro y fuera del colegio, por lo que debe dominar los movimientos que reforzarán el mensaje que quiere dar.


Si estamos dando una conferencia sobre liderazgo y nuestra mirada está hacia abajo, demostraremos inseguridad. Entonces, nuestro mensaje no será valorado, pues se contradice.


Ayuda a negociar con alumnos y familias


Los directores deberán negociar con alumnos o padres de familia sobre diversos asuntos, lo cual incluye las quejas. Una comunicación no verbal eficaz ayudará a cerrar los acuerdos de la manera que mejor beneficie a la escuela.


Permite analizar la conducta de otros


Saber sobre comunicación no verbal es una ventaja para cualquier directivo, ya que podrá analizar la conducta de otras personas, ya sea del personal, los alumnos o los prospectos.


Mirar con atención los gestos, las posturas y los movimientos de las personas podría ayudarnos significativamente a entender mejor sus intenciones, deseos y necesidades.


Este análisis también permite realizar una mejor selección de personal. No es suficiente quedarnos con lo que dice el aspirante, es importante analizar su comunicación no verbal.


Mejora la opinión que se tiene de nosotros


No se puede formar líderes, si el alumno no ve a su directivo como tal. Controlar este tipo de comunicación permite incrementará la seguridad e influir en lo que otras personas piensan de nosotros.


Para que una institución sea respetada, necesita de un directivo con una educación sólida y una comunicación no verbal exitosa.



Referencias


Eckman, Paul (2017) El rostro de las emociones. RBA Libros.


Münch, Lourdes (2014). Administración: Gestión organizacional, enfoques y proceso administrativo. Pearson.

111 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo