Plagio de contenidos en webs de colegios

Cómo detectar si otros sitios web han copiado las publicaciones de tu colegio.

Ladrón con guantes tocando el teclado de una laptop

El robo de contenidos en páginas web de colegios


Los colegios invierten muchas horas laborales en crear contenidos para publicar en sus redes sociales y páginas web. Desafortunadamente, toda publicación en el mundo digital es susceptible de ser robada.


Tomar una obra ajena o fragmentos de esta, publicándola como si fuese propia es un delito llamado “plagio”. Entendiendo por obra a cualquier texto, imagen, vídeo, documento, música, sonido u otra forma de expresión del talento humano.


Hay personas que toman oraciones, frases o párrafos enteros de otros sitios web y los utilizan en sus propias publicaciones.


Algunos intentan disfrazar el robo con la paráfrasis, es decir, modificando algunas palabras o cambiando el estilo de redacción. No importa si es una copia textual o una paráfrasis, ambas acciones son plagio.


Lo que muchos plagiadores ignoran es que los algoritmos de los motores de búsqueda cada vez son más inteligentes y, hoy en día, es prácticamente imposible engañarles.


La tecnología para detectar plagios es cada vez más efectiva, tanto que ya ni el parafraseo escapa a ella. Algunas plataformas nos indican el porcentaje de copia y hasta nos dicen cómo intentaron modificar el texto.


Cuidado con Google Panda


Google Panda es un algoritmo incorporado al buscador más famoso del mundo en 2011. Está creado para mejorar la experiencia de usuario garantizando contenido de calidad en los sitios web.


Panda es un vigilante que revisa que los sitios cumplan con requerimientos básicos como buena ortografía, estructura lógica de contenido y otros aspectos, entre los que destaca castigar el plagio. Nada escapa al ojo avizor de Panda.


Por desconocimiento, muchos creadores de contenido novatos se les hace fácil copiar y pegar textos de otras webs, lo que provoca que Google envíe a la página que utilizó contenido copiado hasta el último lugar de resultados, reduciendo drásticamente su visibilidad.


Pero cuidado, porque si el plagio se convierte en algo reiterado, podrías llegar a recibir la sanción máxima que es la desindexación de todo el sitio web, en otras palabras, dejarás de existir para Google y nadie podrá encontrarte a través de este buscador.


Persona misteriosa, vestida con hoodie gris, escribe en una laptop
Plagiar contenidos puede dañar a todo tu sitio web

Protege del plagio al sitio web de tu colegio


Los colegios deben tener muchísimo cuidado con los contenidos que publican en sus portales digitales como blogs escolares, especialmente si en ellos participan profesores y alumnos. Cada texto debe ser revisado minuciosamente antes de subirse a internet.


Recomiendo contar con licencias profesionales de algún software detector de plagio, no solo para revisar los textos que vamos a publicar en la web, sino para que nuestros profesores revisen trabajos de sus estudiantes y se promueva así el respeto a los derechos de autor.


Los departamentos de Marketing Educativo deben tener un responsable de corrección de textos que vigile que todos los contenidos que se produzcan no tengan errores ortográficos o de redacción, utilizando además detectores de plagio para asegurar la originalidad de lo que se publica.


Debemos ser profesionales y responsables con nuestros contenidos, pero también debemos aprender a proteger nuestras publicaciones, porque nunca faltará quien quiera utilizar nuestro trabajo para su propio beneficio.


¿Cómo saber si otros sitios web han robado nuestros contenidos?


Utiliza el buscador de Google


Copia un fragmento de tu texto, de preferencia tómalo de los primeros párrafos, y colócalo en la barra del buscador de Google poniéndole comillas al inicio y al final, haz la búsqueda y mira el resultado.


Si tu texto aparece como primer resultado de búsqueda, es una señal de que Google lo considera original, pues no ha limitado su aparición. Cuando el algoritmo considera que un contenido está copiado, su visibilidad se ve inmediatamente afectada.


Sin embargo, no nos vamos a quedar únicamente con este medio de comprobación, ya que queremos estar plenamente seguros de que no hemos sido víctimas de plagio. Así que vamos con el segundo método.


Máquina de escribir con una hoja que dice "Copyright Claim"
Es posible denunciar contenidos plagiados

Comprobadores de plagio


En internet encontrarás varias plataformas capaces de revisar cualquier URL de tu sitio web para detectar posibles plagios. Entre los más famosos destacan Copyscape, Dupli Checker y Plagium. Los tres ofrecen distintos planes de pago que puedes considerar para tu centro educativo.


En el caso de Dupli Checker, te permite analizar de forma gratuita un máximo de 1,000 palabras.


Kill Duplicate


De todos los detectores de plagio, Kill Duplicate se maneja aparte. Se trata de una poderosa herramienta de pago que te permite detectar de forma más profunda e intuitiva si otros sitios web han tomado tu contenido sin autorización.


Lo mejor de esta herramienta es que te permite contactar al propietario del sitio web para solicitar que retire el contenido copiado. Y si no hay solución o respuesta, la plataforma te permite interponer de forma muy sencilla una queja al hosting o directamente a Google para denunciar el contenido pirata.


Google rige sus contenidos a partir de la DMCA, que es la ley estadounidense de protección de los derechos de autor. Es por ello que no debes dudar en reclamar tus derechos, ya que la ley siempre estará de lado del autor original.


Te dejo el enlace donde puedes denunciar ante Google cualquier contenido plagiado o ilegal que pueda afectar a tu colegio:

https://support.google.com/legal/troubleshooter/1114905?hl=es


Si tienes alguna duda y deseas consultarla con nosotros, no dudes en contactarnos. Será un placer ayudarte u orientarte.



141 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo