¿Cómo hacer una política editorial?

Actualizado: 15 nov

Te ayudamos a redactar una política editorial para tu centro educativo.

Laptop con un gestor de textos en la pantalla

¿Tu colegio produce contenido de manera periódica, ya sea a través de un blog o una sección de noticias? Si la respuesta es sí, es aconsejable que cuentes con una política editorial.


¿Qué es una política editoral?


Jesús García Jiménez, en su libro “Tratado de producción editorial”, explica que una política editorial es un documento que expresa a detalle los mecanismos, alcances y compromisos de cualquier empresa o institución que publica habitualmente contenido, ya sea de manera impresa o digital (2012).

La política editorial es una especie de manifiesto que comunica por qué estamos creando contenido, a quién nos dirigimos y qué queremos lograr con dicha actividad.


Podría pensarse que es algo innecesario, pero no es así, pues esta declaratoria guarda una estrecha relación con la misión y visión de la institución que la emite.


Una política editorial es una especie de faro que guía todas las acciones relacionadas con los mensajes que emitimos a través de nuestros canales oficiales, ya que de esa manera podrán tomar decisiones en estricto apego a nuestros valores y nuestra filosofía.


¿Por qué los colegios deben tener una política editorial


Toda institución que produzca contenido de forma regular debe redactar y publicar en un lugar visible su política editorial, y esto incluye a los centros educativos.


Como colegios, estamos obligados a ser responsables del contenido y los materiales que publicamos a través de actividades promocionales y académicas, ya que la naturaleza de nuestro servicio nos exige dar un buen ejemplo a nuestros alumnos y comunidad.


Desde el no realizar ni permitir plagios que dañen la reputación académica del centro, hasta de saber cuáles son los puntos de vistas y posturas políticas que debemos asumir frente a determinados temas.


Carecer de una política editorial pone en estado de vulnerabilidad a las personas encargadas de crear contenidos, ya sea para nutrir nuestro sitio web, redes sociales o cualquier otro medio que utilicemos para comunicarnos con nuestra audiencia.


Si bien es importante y necesario que los equipos creativos se arriesguen a introducir ideas novedosas y audaces en la comunicación de colegios, tampoco podemos carecer de riendas en esta tarea, ya que corremos el riesgo de desviarnos del camino y contravenir nuestra propia esencia institucional.


No confundir política editorial con línea informativa


Política editorial y línea informativa son conceptos muy relacionados que pueden dar pie a confusiones.


La política editorial hace referencia a las ideas y fundamentos que rigen todos nuestros contenidos, mientras que la línea informativa es la manera en la que la política editorial es expresada a través del estilo de redacción y los recursos gráficos (Rincón, 2010, pp. 128-129).

La política editorial es una expresión de los valores del colegio, y la línea informativa es cómo aplicamos dichos valores al escribir y al adornar nuestros contenidos.


No puede haber línea informativa sin política editorial. Ambas son igual de importantes para los colegios que desean profesionalizar a sus equipos de Marketing Educativo y trabajar con responsabilidad institucional.


¿Qué debe contener una política editorial?


Si estás interesado en crear una política editorial para tu centro educativo, deberás cubrir las siguientes preguntas a la hora de redactarla:

  • ¿Cuál es el público o segmento objetivo al cual se dirigen los contenidos?

  • ¿Cuál es la finalidad o el compromiso perseguido con dichas publicaciones?

  • ¿Qué temas se abordan? En este punto es conveniente agrupar nuestros contenidos en categorías (no más de 7).

  • ¿Qué postura que se manifiesta en dichas publicaciones?

  • ¿Cuáles son nuestros valores y filosofía?

  • ¿De qué manera respetamos los derechos autorales y la propiedad intelectual?


También es conveniente externar detalles de nuestra línea informativa, tales cómo estilo de redacción, extensión o duración promedio de los contenidos y frecuencia de publicación.


Contar con una política editorial evitará que tu centro educativo caiga en alguna disonancia editorial.


Disonancia editorial


Sucede cuando publicamos contenidos que no son afines a nuestra política editorial o no respetan nuestra línea informativa, generando confusión en nuestros lectores o nuestra audiencia.


La disonancia editorial suele incomodar a nuestros seguidores, debido a que el contenido publicado no satisface las expectativas generadas.


Espero que estas directrices te ayuden a elaborar tu propia política editorial para tu centro educativo. Con el tiempo comprobarás las enormes ventajas que brinda, especialmente a tu equipo de creación de contenidos.



Referencias


García Jiménez, Jesús (2012). Tratado de producción editorial. El sector y su historia. Edición, derechos, fabricación y comercialización de productos editoriales. Editorial Visión Libros.


Rincón Moreno, Ivonne (2010). Manual para la producción de periódicos y revistas. UCAB.

156 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo