• Aarón Rosette

¿QUÉ ES EL X-LEARNING?

Actualizado: hace 2 días

El X-Learning propone que la educación en línea supere el formato de videoconferencia.

Niño aprendiendo Geografía con una tablet

La mayoría de los colegios no estaban preparados para la pandemia, por lo que tuvieron que implementar de golpe un sistema de formación a distancia que les permitiera continuar brindando servicios educativos.


Muchos centros educativos trasladaron sus formatos de clases presenciales a las aulas virtuales con resultados decepcionantes tanto para alumnos como para maestros.

La educación en línea no es una clase presencial por videoconferencia.


El E-Learning o educación online tiene su propio lenguaje y sus propias reglas.

Las escuelas tuvieron que aprender sobre el error que muchas de las herramientas de la presencialidad ya no eran funcionales para este medio.


La falta de capacitación de maestros y alumnos en el uso de equipos tecnológicos y aulas virtuales condujo a experiencias poco satisfactorias.


La decepción del alumnado condujo irremediablemente a la pérdida de las motivaciones por el estudio y los contenidos, y en casos más graves a la deserción escolar.


Niño jugando con una tablet y cubos de colores
Los niños aprenden mejor desde el juego

El X-Learning como posible solución a la crisis actual


En medio de la crisis del e-learning, el X-Learning se erige como una posible solución que regresaría a los estudiantes el interés y el entusiasmo por aprender.


Este nuevo modelo educativo es la evolución de la educación en línea y se enfoca en ofrecer experiencias digitales significativas para el estudiante utilizando todos los dispositivos disponibles para ello.


Su objetivo es dejar atrás el formato de videoconferencia donde el maestro se limita a compartir un PowerPoint o un PDF mientras imparte un largo monólogo que se vuelve una tortura para sus alumnos.


El X-Learning se enfoca en lo empírico, es decir, su finalidad es que los estudiantes hagan actividades y no sean oyentes pasivos de una videoconferencia.

El concepto de aprendizaje experiencial no es nuevo, sin embargo, su enfoque tecnológico y digital ha cobrado mayor fuerza. Especialmente en estos momentos en los que la educación en línea no ha dado los resultados esperados para la mayoría de los colegios.


Para realizar sus actividades, los alumnos interactúan con varios dispositivos y no únicamente con una laptop o computadora. El X-Learning contempla el uso de videojuegos, realidad virtual, realidad aumentada y demás aplicaciones educativas.


La iniciativa “Technology Will Save Us” que busca incorporar tecnología lúdica al aprendizaje existe desde 2012.


"Synth Kit" de Tech Will Save Us Fuente: Facebook
"Synth Kit" de Tech Will Save Us Fuente: Facebook

En el X-Learning, el docente se apoya de la tecnología y los dispositivos para brindarle al estudiante experiencias lúdicas, interactivas, interconectadas y demostrativas para la aplicación de los contenidos académicos.


En lugar de que el estudiante esté sentado escuchando una clase de historia, con el X-Learning puede vivir los acontecimientos narrados en el libro a través de un casco de realidad virtual.


Los niños pueden usar una aplicación de realidad aumentada para aprender sobre Ciencias Naturales y Astronomía.


Aunque el X-Learning pareciera algo innovador, en realidad hace mucho que convivimos con este concepto; un ejemplo de ello son las múltiples apps para smartphones que nos permiten aprender idiomas, matemáticas, pensamiento lógico y hasta programación.


El X-Learning ha incrementado la demanda de diseñadores interactivos y programadores para el desarrollo de herramientas digitales para el aprendizaje.


El X-Learning se vislumbra como una posibilidad para que el aprendizaje en línea recupere su aspecto lúdico e incremente la satisfacción de los alumnos y sus familias.

Los colegios que se resisten a ofrecer experiencias tecnológicas significativas tendrán un futuro más complicado frente a una pandemia que parece estar lejos de terminar.


Expertos en Educación en todo el mundo han señalado la necesidad de continuar con los procesos de digitalización iniciados con la pandemia y la urgencia de adoptar modelos más disruptivos para la educación virtual.


Niño con audífonos mirando una tablet
La educación online debe ser lúdica y significativa

La digitalización: una barrera para la Educación


No todo es positivo en este camino hacia una educación más tecnológica. También es una realidad que la dependencia a conexión y dispositivos ha vuelto más profundas las brechas sociales que dificultan el acceso a servicios educativos.


Son muchos los casos de deserción escolar producida por problemas económicos que dificultan a las familias para poder adquirir computadoras o contratar servicios de internet.


Si bien la educación siempre ha sido un privilegio al que no todos tienen acceso, ahora la situación es más complicada.


Desde hace décadas el pensador español Román Gubern había señalado que la nueva clasificación de la pobreza dependería de nuestra capacidad para conectarnos: infopobres e inforicos.

Si bien el x-Learning es una propuesta muy interesante para los países que pueden incorporar tecnología a sus procesos educativos, también pone sobre la mesa temas como la inclusión social y la igualdad de oportunidades.


Aún nos queda mucho que aprender como sociedad si deseamos una educación más significativa pero también más justa.

25 vistas0 comentarios