top of page
banner_mi_lider_soy_yo_3920x600.gif
  • Foto del escritorAarón Rosette

Crea presentaciones profesionales con diapositivas atractivas

Actualizado: 22 ene

Evita estos errores al utilizar diapositivas en tus juntas de trabajo. Te ayudamos a mejorar tus presentaciones y verte más profesional al exponer.


Ponente preparando su presentación para exponer

Si trabajas en el sector educativo, estarás familiarizado con realizar diapositivas para luego exponerlas públicamente frente a un grupo. Los directivos lo hacen ocasionalmente cuando tienen que comunicar asuntos del colegio en juntas de trabajo, mientras que los profesores lo hacen diariamente.


Cuando nos topamos con una audiencia dispersa o aburrida, solemos culparla por su falta de atención, afirmando, con temeraria seguridad, que no están interesados en aprender. Pero ¿alguna vez te has cuestionado si la calidad de tus presentaciones no es la adecuada?


La mayoría de las ocasiones no nos damos cuenta de que una presentación poco profesional es poco atractiva para cualquier audiencia, lo que provoca que no nos preste atención.


En este artículo te compartiré algunas técnicas y consejos que te ayudarán a crear láminas que capten el interés de las personas.


Consejos para mejorar tus diapositivas


Las diapositivas son el conjunto de láminas que proyectaremos a manera de soporte visual y que nos ayudarán a mantener el hilo de nuestra exposición.


Es importante verlas como un mero apoyo, el problema es que muchos conferencistas las utilizan como la columna vertebral de su participación.


1. No las satures de texto


Las diapositivas no son un atril ni son un libro proyectado en una pantalla. Uno de los errores más frecuentes en las exposiciones es emplear láminas cargadas de textos.


El cerebro humano automáticamente genera resistencia ante imágenes saturadas de elementos porque visualmente nos transmiten que estamos ante un desafío excesivo.


Ponte en los zapatos de tus espectadores o alumnos, ellos llegan haciendo un esfuerzo por prestarte atención y de pronto tú les proyectas algo que implica un trabajo mayor: leer una pantalla llena de letras. Es lógico que pierdan la motivación, porque el objetivo de prestarte atención lo has relegado a un segundo plano.


Ejemplo de portada de presentación "Título, nombre del ponente y fecha"
Ejemplo de portada de presentación

¿Cuánto texto debería tener una diapositiva?


Utiliza la regla del 25-25

Esta regla nos dice que una buena lámina no debe exceder las 25 palabras en un espacio no mayor al 25% de la superficie de la pantalla.


Imagina que divides tu diapositiva en 4 partes usando líneas imaginarias, pues todo tu texto debería caber en una de estas partes, si ocupa más espacio entonces te has excedido al escribir o al elegir el tamaño de texto.


Hay autores que te recomiendan respetar un límite de 5 líneas, pero este consejo puede ser engañoso debido a las variaciones en el ancho del cuadro de texto.


Con respecto al tamaño de la tipografía, este debería ser suficiente para que todos los asistentes puedan leer sin problema, incluidos los que están sentados en la última fila.


2. Coloca imágenes atractivas


Si solamente el 25 % de tu diapositiva puede ser texto, entonces el 75 % restante debe estar ocupado por imágenes o espacios vacíos.


Estas imágenes pueden ser fotografías, vídeos, gráficos, ilustraciones o GIF que ayuden a entender mejor lo que el texto comunica.


Utiliza materiales libres de derechos bajo licencias creative commons. Puedes recurrir a repositorios gratuitos como Pexels, Unsplash o Pixabay. Jamás utilices materiales descargados de internet sin la autorización de sus autores o propietarios.


Como directivos y docentes tenemos que predicar con el ejemplo. No les puedes exigir a tus estudiantes que no plagien ideas, cuando tú te robas imágenes de internet.


3. Cuida el diseño


Te recomiendo apoyarte en softwares como Canva o Genially, ya que las plantillas están hechas por diseñadores profesionales. Percíbelas con detenimiento, mira cómo están colocados los elementos y poco a poco irás aprendiendo algunas reglas del diseño a partir de la observación y el análisis.


Un buen diseño tiene que respirar, no es una libreta escolar que debamos de llenar de arriba abajo. Además, cada elemento debe estar colocado de manera armónica para proyectar coherencia y limpieza.


4. Aplica teoría del color


Aprende a utilizar correctamente los colores a la hora de diseñar tus diapositivas. Muchas veces cometemos errores básicos como poner un color de fondo que no hace contraste con el color de nuestra tipografía, lo que dificulta muchísimo la lectura. Por ejemplo, un fondo verde limón y encima letras blancas.


Utiliza los colores de contraste para guiar el ojo de tus espectadores y resaltar aquellos elementos sobre los que deseas que presten mayor atención.


En cada lámina debe haber un foco principal de atención y un foco secundario. Si existen más elementos tratando de llamar la atención, comunicarás falta de armonía.


Crea una paleta de colores


Canva en su versión de pago nos permite colocar paletas de colores que podremos aplicar con un solo clic a nuestras presentaciones, ahorrándonos una gran cantidad de tiempo.


En mi opinión, es una licencia que todo profesional que no se dedica al Diseño Gráfico debería tener.


Si quieres aprender a crear una paleta de colores, tenemos un post sobre el tema cuyo enlace te dejamos aquí abajo:


Puedes generar tu propia paleta de colores para tu marca personal y aplicarla en todas tus presentaciones, de esa manera darás consistencia a todos tus materiales y te proyectarás de forma más profesional.


Aplica temas predeterminados


Los temas son selecciones predeterminadas que ya contienen la mayoría de los softwares y que solo basta con seleccionar para que estas se apliquen a tu trabajo. Son una buena opción para cuando careces de una paleta de colores o tus conocimientos sobre Diseño son muy limitados.


No importa si usas paletas o temas, lo importante es que hagas un uso consciente y profesional de los colores, los contrastes y la luminosidad.


También debes considerar los aspectos técnicos, pues la calidad de los proyectores podría modificar el color proyectado y no ser el mismo del que ves en la pantalla de tu computador.


5. Organiza correctamente la información


No todo se trata de diseño, también interviene el orden en el que presentamos la información en nuestras diapositivas. A continuación, te presento una estructura idónea que puedes utilizar en tus presentaciones.


Estructura ideal de una presentación


  1. Portada: debe contener un título breve, nombre del presentador y la fecha.

  2. Propósito: nos dice cuál es el objetivo general de la presentación y debería ser nuestra segunda diapositiva.

  3. Índice temático: es la lista de temas que contiene la presentación, ayuda a que las personas tengan seguridad sobre la duración del contenido.

  4. Desarrollo del tema: son todas las diapositivas que utilizarás para desarrollar tu contenido. La cantidad de láminas dependerá del tiempo que tengas para exponer.

  5. Diapositivas de transición: son aquellas que sirven para indicar a la audiencia un cambio de subtema y se distribuyen dentro de las diapositivas de desarrollo del apartado.

  6. Conclusión: es la diapositiva que cierra la exposición del asunto con una o varias ideas concluyentes.

  7. Apéndices: son opcionales y se refiere a aquellas láminas que incorporan contenido extra como imágenes, enlaces a materiales descargables o datos de contacto del expositor.

  8. Diapositiva final: la clásica diapositiva que da las gracias a los espectadores. Podrá parecer innecesaria, pero créeme que es muy útil para señalar que hemos terminado.


Ejemplo de diapositiva final "Gracias"
Ejemplo de diapositiva final

¿Cuántas diapositivas debe tener una presentación?


Hay mucha discusión con respecto a este tema porque al final la duración de una presentación está determinada por ritmo del expositor y el interés del público. Puedes detenerte media hora hablando con una sola lámina o durar 10 segundos.


Sin embargo, por convención, se afirma que una diapositiva con contenido suele servir para 2 minutos de exposición.


De hecho, existe una regla que afirma que una ponencia de 20 minutos requiere de 10 diapositivas. Mi consejo es que ensayes tu intervención para cronometrarla.


Esperamos que estos consejos te sirvan para mejorar tus presentaciones y mantener la atención de quienes te escuchan.


Cuéntanos en los comentarios qué otros consejos conoces para hacer grandiosas tus exposiciones.


Errores que debe evitar al utilizar diapositivas


  • Colocar diapositivas ociosas que no aporten nada al tema.

  • Usarlas como un atril digital y ponerte a leer todo su contenido.

  • Tener un diseño inconsistente (cambiando colores o tipografías de una lámina a otra).

  • Tener demasiados elementos, al punto que la audiencia ya no sabe qué mirar.

  • No adaptar su contenido en función de las características de la audiencia.



38 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe notificaciones cada vez que publiquemos 

¡Muchas gracias por suscribirte!

bottom of page